Una vez más Oh My Drag! nos sorprende con exponentes del drag internacional que han hecho renombre en las distintas escenas y ambientes LGBTQ.

En su regreso a Colombia, la ex concursante de Rupaul’s Drag Race y All Star 2, TATIANNA, llegó a Medellín para avivar la noche paisa.

La cita fue el viernes 7 de septiembre en el Club Oráculo, donde seguidores de la escena drag se reunieron a la espera de un gran show de parte de TATIANNA.

egoCity nuevamente estuvo cubriendo este evento, el cual en su segunda edición realizada en esta ciudad, abre las puertas al fomento y expansion de la cultura drag en todo su paradigma.

Ver También: Manila Luzon visitó Colombia fomentando la Cultura Drag

TATIANNA con su personalidad cálida, extrovertida y encantadora, no limitó barrera alguna a su público, quien le correspondió con afecto y una energía desbordada al momento de compartir un espacio cerca a ella en el Meet and Greet previo a su show.

El esperado show tuvo como teloneras a grandes exponentes del drag tanto locales como de Bogota. Antes de su primera puesta en escena, el escenario fue foco de atención para KESSIE y SUKA PRUSHNA que con impecables presentaciones avivaron el ambiente de la noche en Oráculo.

Siguiendo con el programa TATIANNA sale para encender los motores de sus seguidores y regalarles una presentación sin igual al ritmo de una de sus canciones y acompañada de una sensual coreografía.

Luego de un break de baile y fiesta, se le brinda un espacio a AQUARELLA Y MINDY FIRE dos representantes drag de bogotá, a DALILA VELVET del colectivo Cultura Drag de Medellín y cerrando con las presentaciones teloneras CHARLOTTE COLLINS.

TATIANNA sale una vez más con su vestido plata un tanto atrevido y la presentación de su último sencillo CYA, reuniéndose con todas las drag en escenario despide este evento sosteniendo la bandera de colombia y bailando con la alegría que le caracteriza.

Ver también: TATIANNA lanza un nuevo video con su sencillo CYA

Oh My Drag! continua marcando un avance que visibiliza, acerca y crea un espacio para la cultura drag, que aunque por muchos años ha existido, los prejuicios y estigmas han limitado el carácter de su expresión.

Si debemos tener algo claro, es que la sexualidad ya no debe ser asumida como algo que se encasille en dos parámetros, la sexualidad como la libertad es amplia y propia de cada quién.

Quítese la venda de los ojos, dese la oportunidad de descubrir, entender y abrazar estas expresiones que maximizan las características del ser, dese la oportunidad de disfrutar de un show sano, sorprendente y colmado de diversidad, que sin duda lo dejará diciendo Oh-My-Drag!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

💛💙❤️ oh my drag

Una publicación compartida por ClubOraculo (@cluboraculo) el

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here