Desde que existe la literatura circulan ficciones con temática LGBT, incluso desde mucho antes de que la sigla fuera creada.

FOTO: dornob.com
FOTO: dornob.com

Buena parte por el empuje de la literatura juvenil, en el mercado editorial se abasteció de varios títulos que salieron del closet. Novelas y relatos, manuales de autoayuda, cuentos, autobiografías e historias de chicos que quieren ser chicas están a disposición de los lectores de hoy.

“Si miramos panorámicamente, hay un universo abierto, en el sentido de que no se cierra por su ajuste a la temática, de historias gay que dan vuelta en los libros que se publican”, señala Adriana Fernández, gerente editorial de Planeta y responsable del área de libros infantiles y juveniles para el diario La Nación de Argentina.

Fernández explica además cómo esa apertura literaria ha permitido que los espacios juveniles se transforman y permiten mayor libertad a quienes se animan a leerlos:

La ficción como ámbito en el que se cuentan estas historias prevé un público adolescente; además, una comunidad de adolescentes muy activa en redes (tuiteros, youtubers, booktubers) descubre que estos medios permiten la combinación extraña de llegar a muchos desde el cuarto de casa. Este mundo privado del cuarto propio donde se graba o se edita ha sido también propicio para confesar, como ellos mismos lo mencionan, su identidad gay, o para transitar con normalidad.

FOTO: girlsaskguys.com
FOTO: girlsaskguys.com

El best seller internacional de James Dawson Este libro es gay, una obra sobre todas las orientaciones sexuales para todas las personas, sin importar su género o sexualidad. Dawson presenta a su libro como una obra “para dejar de pensar en la propia sexualidad como algo inamovible y empezar a considerarla una opción, para entenderse mejor a uno mismo y a los demás”. Con gracia y seriedad, incluye consejos para “ligar” o “salir del armario” y recomendaciones sensatas: “No viajes a países con leyes que no respeten los derechos humanos”.

Leonel Teti, editor del catálogo de ficción juvenil de V&R, cuenta que los lectores valoran hoy la publicación de novelas realistas con temas contemporáneos. “En 2015 editamos Todo puede suceder, de Will Walton, una novela sobre un joven que está enamorado de su mejor amigo, pero tiene miedo de expresar sus sentimientos por las posibles reacciones de su entorno. Lanzamos además una de las obras juveniles más reconocidas a nivel mundial sobre diversidad de género: Dos chicos besándose, de David Levithan, una novela más cruda, narrada por un coro de voces que representa a la generación que murió de sida y enmarcan una historia actual”, dice Teti.

Este año, V&R publicará Qué nos hace humanos, de Jeff Garvin. “Es una gran responsabilidad; seleccionamos cada título con muchísimo cuidado y prestamos especial atención al mensaje que transmite la obra. Uno de los aspectos más gratificantes de publicar libros como éstos son los comentarios que recibimos de los lectores. Todos los días nos llegan mails de chicos que los leyeron y nos cuentan experiencias personales, cómo los ayudaron o cómo el relato de algún personaje les hizo repensar sus valores, su forma de actuar”.

Ediciones B anticipa que este mes lanzará una colección de cuatro novelas de romance gay escritas por Andrew Grey, presentadas con el lema “El amor también es cosa de ellos”. El primer título lo dice todo: Amar es… no avergonzarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here