Antes de crearte preconceptos, te invitamos a leer el artículo completo 😉 

¿No les ha pasado? Tienen un amigo que adoran y que se define como heterosexual, pero a leguas se le nota una curiosidad por todo lo gay e incluso lo ven más cómodo entre chicos que entre chicas… Pues tal vez ese chico sea ‘de los nuestros’ y no lo sabe.

Atención que el tema es delicado y este artículo no es un llamado a sacar a nadie del clóset.

Aceptar nuestra sexualidad es algo personal y a lo único que estamos llamados es a ser una red de apoyo y nada más. Si experimentas una situación como la que describimos arriba y genuinamente quieres ayudar a tu amigo, te invitamos a conocer el siguiente estudio realizado por la app SCRUFF, que estuvo consultando a varios de sus usuarios para conocer: ¿Cuáles son los errores más comunes que cometemos al creer que alguien es gay?… Y aquí están las respuestas.

1. Asumir que es gay porque sabe de moda:

Un cliché social bastante difundido es el de pensar que todo experto en modas, diseñador o estilista es gay. Asumir esto es un error pues parte de un prejuicio.

2. Es de los nuestros porque le gusta Cher o Lady Gaga:

Los gustos musicales tampoco son un elemento determinante para establecer la orientación sexual de alguien. Las grandes divas de nuestra comunidad son artistas de mucho talento y es normal que le gusten a un amplio rango de personas independiente de su género.

3. Fue criado por mujeres y éstas lo hicieron ‘amanerado’

No. La crianza no hace gay a nadie y cada familia es funcional e idónea para criar a un niño, así esté conformada sólo por hombres o por mujeres.

4. Es delicado, cariñoso y odia el fútbol: o sea que es gay.

Aquí entramos en un área más compleja, si bien es cierto que popularmente una cantidad de hombres gais no profesen gusto por la agresividad y los deportes de contacto, esto no significa que no existan los amantes del fútbol y por ende conviene no generalizar.

En resumen, si crees que un chico al que aprecias es gay y no lo sabe, procura hablar del tema directamente con él. No recurras a los comentarios entre amigos ni generes polémica a sus espaldas para ver quién más apoya tu idea.

Acércate a tu amigo y trata el tema con respeto, sin forzarlo a un interrogatorio indeseado. Simplemente hazle saber que estás allí para él en caso de que hay algo que quiera contarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here