El “profesional” de la salud ubicado en Toronto se aprovechaba de sus pacientes mientras les ayudaba a “curar la homosexulidad”.

El Dr. Melvyn Iscove fue suspendido de su licencia después de ser declarado culpable por tener relaciones sexuales con sus pacientes varones mientras los asesoraba en la “curación de su homosexualidad”.

El médico de 72 años, fue descrito como alguien que tenía un especial ‘interés’ en tratar pacientes gais durante la investigación que hizo el Colegio de Médicos y Cirujanos de Ontario.

El médico, según datos del trabajo investigativo participó en masturbación mutua y sexo oral con dos pacientes durante las sesiones de terapia; con uno de ellos tuvo relaciones con penetración en su oficina.

Las víctimas -que ahora tienen más de 40 años-, alegan que la relación con el doctor se tornó sexual después de que comenzaron a verlo por problemas depresivos y de ansiedad relacionados con ser gais en la edad de los 20.

Las declaraciones de los hombres coinciden en que Iscove los tocaba más allá de lo debido y les hacía insinuaciones referidas a ‘coger cualquier parte, la que quieras’ creyendo que estos actos hacían parte de la terapia.

Aunque ninguno manifestó un apego emocional con Melvyn, uno de ellos sí confesó que su relación fue un paso más allá llegando a las relaciones sexuales completas con penetración.

El Dr. Iscove negó las acusaciones de mala conducta sexual, que en su mayoría datan de los años 1990 y 2000. Su licencia ha sido suspendida en espera de una audiencia de sanción, donde se espera que su licencia sea revocada.