En el marco del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, se realiza la entrega de los premios Maguey, reconociendo el trabajo cinematográfico enfocado en la población LGBT+

El Premio Maguey es un galardón que se otorga como reconocimiento a las producciones sobresalientes del séptimo arte que en especial difunden y promueven el cine desde historias enmarcadas en la inclusión de una orientación sexual abierta y diversa, procede a la celebración de lo mejor de la cinematografía LGBT+ en el mundo.

Dentro del 33º Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) se presentó  la 7ª edición de la entrega de este Premio, evento que se llevó a cabo del 9 al 15 de marzo el Conjunto de Artes Escénicas y Cinemex Sania con Cataluña como invitado de honor.

Maguey
FOTO: queer.pl

Esta gala de premiación estuvo acompañada de catorce largometrajes que compitieron por los premios a las categorías de: Mejor Actuación, Mención Honorífica y Mejor Película.

Once países en total fueron participes en representación de su trabajo durante este festival: México, España, Alemania, Brasil, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Irlanda y Portugal.

“Tinta Bruta” es el nombre de la película brasileña que bajo la dirección de Filipe Matzembacher y Marco Reolon, se llevó el Premio Maguey con reconocimiento a mejor película entre las nominadas.

Una historia que se ambienta precisamente en la ciudad de Porto Alegre, Brasil y se desarrolla en la vida de Pedro quien es recreado por el actor Shico Menegat, él es un joven homosexual tímido, inexpresivo y con muchas dificultades para entablar relaciones sociales.

Maguey
FOTO: variety.com

Esta película nos muestra un contraste entre la virtualidad y la realidad, recreando aquellas consecuencias que surgen a partir de la intimidación, la discriminación  precedida del complicado ejercicio de crear relaciones sociales a través de la tecnología.

Maguey
FOTO: xanianews.com

Como forma de adquirir un poco de dinero, Pedro se muestra semidesnudo ante la cámara en una sala de chat con su cuerpo cubierto de pintura fluorescente y reconociéndose  como Neon boy. Ritual que le permite por otro lado abandonar ese estado de cohibición que lo limita en la vida real y encuentra un espacio de liberación de la pesada represión social con la que vive.

Una película que sin duda resalta por su trama erótica y alta calidad en su producción cinematográfica.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here