El diagnóstico de transgénero está incluido en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) Mentales de la OMS.

Estudios del Instituto Nacional de Psiquiatría (INP) de México en colaboración con la Máxima Casa de Estudios presenta evidencias científicas que sustentan que el transgénero es una condición, más no un trastorno.

La investigación se puede leer en la revista científica The Lancet Psychiatry, en donde se pretende reconfigurar el concepto y se elimine de la clasificación, precisó la Secretaría de Salud en un comunicado.

El estudio demuestra que el distrés (estrés provocado por el rechazo y violencia social) y la disfunción, que muchas veces llevan a padecer algún trastorno mental, “son resultado de la estigmatización y los malos tratos a los que se enfrentan (los transexuales y transgéneros) en los diferentes ámbitos sociales”.

El estudio se realizó en colaboración con la Clínica Especializada Condesa de la Ciudad de México y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Entre los hallazgos del estudio, realizado a 250 pacientes, destaca que las personas entrevistadas reportaron que la primera vez que se dieron cuenta de su identidad transgénero fue durante la infancia o la adolescencia (edades 2-17 años).

Los pacientes fueron interrogados sobre sus experiencias relacionadas con el distrés psicológico, el deterioro funcional, el rechazo social y la violencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here