¡Empezamos el 2016 con buenas noticias en pro de la libertad de expresión, pero también a favor de la diversidad y contra todo tipo de odio!

Una de las redes sociales con mayor fuerza en este momento y a la que muy seguramente la gran mayoría de nosotros ha recurrido en algún momento, decidió fortalecer sus políticas de seguridad.

La directora del departamento de Confianza y Seguridad de la red de microblogging Twitter, Megan Cristina, publicó en su blog corporativo que la actualización de los términos de uso enfatiza en que no se tolerará lenguaje con un comportamiento que pretenda hostigar, intimidar o utilizar el miedo para silenciar la voz de otro usuario.

Ya que en muchos casos en las redes sociales existe una línea muy delgada y hasta desigual entre libertad de expresión y el odio. Megan resaltó en su blog que Twitter acoge la diversidad de opiniones y creencias, pero continuarán tomando acción en cuentas que crucen la línea del abuso.

A partir de ahora es posible la opción de reportar por incitar al odio, diferenciándose en si cuando el usuario está promoviendo violencia, ataques o amenazas a otro usuario por su raza, etnia, origen, orientación sexual, género, identidad de género, religión, discapacidad o enfermedad.

Anteriormente, los reportes que se realizaban relacionados con el tema, se incluían en un genérico “Violencia contra otros”, pero éste generaba un alto porcentaje de impunidad. Combatiendo esto Twitter además agregó la implementación de nuevas herramientas que ayudan a verificar la identidad de personas anónimas bloqueadas por medio de sus números de teléfonos, correo, y otros datos adicionales obligatorios.

Ésta es una respuesta de la red social a los reclamos que sus mismos usuarios le han generado, luego de hechos como la muerte de Taylor Alesana en abril del 2015, una chica trans de 16 años en Estados Unidos, víctima de bullying en su colegio en Fallbrook, California, y en las redes sociales como Twitter y YouTube.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here