El pasado 21 de agosto, el cineasta Mikki Willis publicó un video en su Facebook bajo la leyenda: “¿Cómo te sentirías si tu hijo escoge esto?”. En él, Willis se encuentra dentro de su auto con sus dos hijos y cuenta que acaba de salir de una juguetería cambiando unos juguetes porque su hijo mayor recibió dos regalos idénticos en su última fiesta de cumpleaños. Dice que en el establecimiento, el niño de 4 años quiso cambiar el presente por una muñeca de La Sirenita. ¿Y cuál fue su respuesta? ¡Gritar yeah! Y darle la libertad a su hijo de escoger lo que quiera.

El video se volvió viral en cuestión de días e incluso Ellen DeGeneres trinó al respecto diciendo lo que todos estábamos pensando: “Hay niños muy afortunados”.

Y las reacciones no son para poco, pues por más de que hemos avanzando en diversidad y aceptación de la comunidad LGBT, la sonrisa de este niño y las palabras de su padre reflejan una situación que no debe seguir latente en la sociedad, y es el hecho que desde pequeños, con la ropa y los juguetes nos encajan en casillas de los masculino y lo femenino. Los carritos para los niños, las muñecas para las niñas; peluches de niño, peluches de niñas; pelotas para los niños, animalitos para las niñas. ¿Por qué no simplemente dejar que los niños jueguen y se desarrollen libremente?

Por esta razón Mikki Willis se merece un fuerte “yeah” de todos nosotros… Yeah!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here