Nuestra especie sabe disfrutar de su sexualidad como ninguna otra y, siendo tan creativos, cuando se trata de algo tan complejo como el sexo, las posibilidades son infinitas. Con amor, sin amor, con dolor, con toda clase de fluidos, entre dos, tres, diez personas, una sola y todo lo que puedas imaginar.

No obstante, esta misma razón es lo que lo convierte en un camino escabroso que para muchos resulta muy difícil transitar. De acuerdo a las normas sociales a las que un individuo debe ajustarse, sus fijaciones sexuales pueden resultar «extrañas», perversas o hasta enfermizas… Pero siempre placenteras.

Te presentamos 8 de las parafilias más extrañas, pues en la sexualidad se vale todo, porque para los gustos los colores en cuanto no se afecte la integridad de sí mismos u otras personas.

Parcialismo

El parcialismo es una conducta fetichista que se encuentra dentro de las parafilias no especificadas y se caracteriza porque la atención se centra exclusivamente en una parte del cuerpo como pueden ser las manos, los pies, el ombligo… Para lograr la excitación sexual.

Anastimafilia

Es un tipo de parafilia cuya definición explica el comportamiento de las personas que sienten atracción sexual por personas con obesidad. Comúnmente, se suele relacionar esta categoría con la acrofilia, o las preferencias sexuales por personas de mayor altura a la propia, ya que tienen como denominador común el tamaño.

Urofilia y coprofilia

Es la capacidad de excitarse y de tener placer sexual por la orina, ya sea bebiendo o bañándose en ella. En parte, también es considerada como un tipo de humillación del masoquismo, los urofílicos disfrutan ser orinados y orinar a otras personas… Ahora bien, por el otro lado (literalmente), tenemos a los coprofílicos, que bien pueden colocarse en este punto. Lo mismo que ocurre con la orina, sucede con las heces fecales. Sin embargo estas parafilias suelen ser perjudiciales para la personas que la práctica sin conocimiento debido a la transferencia de bacterias y enfermedades.

Triolismo

El triolismo es el impulso psicológico del individuo que le incita a fantasear y a practicar actos sexuales en grupo, con varios compañeros al mismo tiempo, ya sea en presencia de una, dos o más personas.

Acrotomofilia

La atracción por gente con amputaciones, generalmente de miembros y se divide comúnmente en dos subtipos: Acrotomofilia es el intenso deseo de que la pareja sea una persona amputada. Se les conoce en inglés como devotees (devotos). La apotemnophilia consiste en el intenso deseo de tener una amputación. Se les conoce como wannabes, aspirante se podría llamar.

Abasiofilia

Es una parafilia que consiste en la atracción psíquica y sexual hacia personas que poseen discapacidades motrices, especialmente hacia aquellos que usan dispositivos ortopédicos para poder caminar o sillas de ruedas.

Dacrifilia

Se basa en que quien la sufre solo es capaz de excitarse con las lágrimas o el llanto de la pareja. Esto es que la sensación de placer y el logro del orgasmo dependen del hecho de ver lágrimas en la persona con la que se están manteniendo relaciones sexuales.

Este peculiar desorden de carácter psicosexual afecta a cualquier parafilia en la que se disfruta sexualmente viendo al otro humillado, por lo que la dacrifilia se considera una forma de sadismo. De ahí que los que lo padezcan necesiten provocar dolor (llegando a la tortura física) o humillación (tortura psicológica) en el otro para provocar el llanto.

Dendrofilia

La dendrofilia identifica a aquellas personas que se sienten atraídas sexualmente hacia los árboles y las plantas, pudiendo utilizarlas como si de objetos sexuales se tratara.

Estas son sólo algunas de las parafilias más extrañas que existen, ¿Cuál agregarías tú?

Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here