En México, los aficionados de casi todos los equipos de primera división gritan insultos que hace referencia a la homosexualidad.

La Federación Mexicana de Fútbol lanzó una campaña para pedirle a sus aficionados no discriminar con gritos en el partido ante Canadá por la cuarta fecha de las eliminatorias de la CONCACAF, pero apenas a los 2:30 minutos del encuentro, el grito apareció tras el primer despeje del arquero Milan Borjan.

En la campaña “Abrazados por el fútbol” una decena de jugadores de la selección nacional aparecen en dos videos de 30 segundos cada uno pidiendo a la afición no discriminar.

“Seguiremos insistiendo en este sentido de la campaña de que nos tenemos que abrazar. Me queda claro que la mayoría de la gente que asiste al estadio de fútbol lo hace para pasarla bien, que este puede ser un grito mal llevado de emoción y para apretar al rival”, dijo De María en una entrevista con la cadena Radio Fórmula. “Pero existe una parte de la sociedad que se siente mal con este grito y el fútbol tiene que ser para todos. Tenemos que mandar mensajes claros de que hay un pequeño grupo de la sociedad que se siente discriminado con esta expresión de emoción o de júbilo”.

Esa misma expresión le costó ya a México una sanción de 20.000 dólares de parte de FIFA en enero. Los aficionados mexicanos se la habían gritado al portero de El Salvador en noviembre pasado, en la primera fecha de la eliminatoria.

“En el último juego en el Azteca fuimos sancionados y nos inconformamos ante la comisión disciplinaria de la FIFA, les dimos argumentos que pudiste dar tú o cualquier persona que entiende el contexto en que esto se da, pero fuimos sancionados”, afirmó el dirigente. “Ahora si hay una segunda sanción, la multa se puede incrementar y si hay subsecuentes hay una serie de medidas como parar los partidos o jugarlos a puerta cerrada y todo puede terminar con una sanción de puntos a los equipos que no controlen a sus aficionados”.

Después de anunciarse la campaña, los aficionados comenzaron a manifestarse en Twitter donde la petición de no realizar el grito se convirtió en tendencia en México. Muchos aficionados se pronunciaron en contra de la campaña de la Federación.

El ofender a un jugador no solo representa homofobia sino desconocimiento de los contextos actuales del deporte. Para ello se han creado espacios para la práctica libre del deporte sin necesidad de mencionar la orientaciòn sexual como los World OutGames que en 2017 se llevarán a cabo en Miami.

[ group=”OutGames (Inf)” random=”1″ limit=”1″]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here