Luigi Brugnaro, alcalde de Venecia, afirmó en el periódico La Reppublica que no habrá marcha gay en su ciudad.

El mandatario de centro-derecha dijo que no quería nada “kitch” en Venecia. “Nunca habrá un desfile del Orgullo Gay en mi ciudad- Que lo hagan en Milán o en frente de sus casas”, así respondió a la solicitud que desde redes social pedías el espacio para celebrar el orgullo en la Ciudad de los Canales.

Las declaraciones llegan después de la orden del político de prohibir en las escuelas venecianas un total de 49 libros que celebraban las familias diversas.

Decisión, que ha sido ampliamente criticada por ciudadanos, escritores italianos y hasta Elton John que aseguró en su cuenta de Instagram que “la maravillosa Venecia está definitivamente hundiéndose, pero no tan rápido como el grosero e intolerante Brugnaro”, haciendo referencia al lamentable estado económico en el que el pasado alcalde dejó a la ciudad.

Sin embargo, Brugnaro respondió le respondió al cantante y a sus detractores asegurando que no era homofóbico y que tenía amigos homosexual, pero debía “defender los valores tradicionales de las familias con padre y madre”.

Por su parte, Flavio Romani, presidente de Arcigay, la organización encargada de las marchas del Orgullo gay en varias ciudades italianas, atacó al alcalde y lo acusó de “volverse muy obsesivo con el tema. Venecia no lo merece”.

“Es un escándalo nacional”, declaró Romani. “Tristemente en este país, algunos políticos escuchan más a lo que le dicen los obispos, que a lo que la sociedad está diciendo”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here