Alejandro es uno de esos personajes que cuando uno lo aborda, te desarman por completo. Seguro de lo que es, con una mirada tan transparente y limpia como su ser. No siente pudor al reconocerse como una persona libre, segura de lo que es y de lo que siente. Su esencia, no es más que el reflejo de un incansable deseo de vivir, de sentir y de experimentar lo que el día a día le presenta.

Asumió la aventura de adentrarse en las páginas de egoCity, convencido de que era una oportunidad para decir gracias. “En un primer instante me sentí un poco “tocado” por aparecer en una publicación dirigía al público LGBT.

Sin embargo entendí también que, desde mi posición como heterosexual, era una forma de respaldar a aquellas personas que conozco, a las que admiro y respeto desde la diferencia. Tengo muchos amigos gay, y muchos otros que como personaje público me siguen. A todos ellos, mi mensaje de gratitud.” Afirma Alejandro.

Desde muy chico aprendió el oficio de su padre, Técnico en refrigeración y lavadoras. Tiene una cicatriz sobre su ceja izquierda y 8 tatuajes.

Su deporte es conocido como el “vale todo” que es un arte marcial en el que se mezclan diferentes técnicas y se practica dentro de una jaula. Su cualidad es la determinación y la energía que le pone a las cosas.

Cada uno de sus tatuajes cuenta una historia. Uno de ellos, tal vez el que más se percibe, es el que exhibe en su pecho: “Garcías”, un homenaje al apellido materno. A esa mujer de la cual heredó su esencia.

Los invitamos a ver el vídeo de expectativa de lo que fue la producción de nuestra sección ZOOM con Alejandro Herrera. Muy pronto el vídeo completo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here