El director de cine homoerótico Antonio Da Silva está rompiendo los esquemas actuales de esta industria, combinando la danza con la sexualidad.

Antonio Da Silva es un artista portugués que en sus producciones suele combinar las artes visuales con el show businnes y el cine, hasta la fecha ha hecho dos másters en Londres, el primero en Artes Plásticas y el segundo en Danza para la Pantalla. Esto conlleva a que la experimentación sea el enfoque principal en su trabajo, llevándolo a explorar diversas disciplinas artística desde el contenido y la técnica.

En febrero de este año, el artista fue a México para producir una nueva película sobre los hombres mexicanos (MACHOS, de acá su nombre) desde su concepción del sexo con su mismo género:

“El sexo con mexicanos puede ser muy excitante y peligroso. La actitud machista hace que el sexo agresivo y grosero sea común no sólo entre hombres gays sino también con hombres heterosexuales”

La película es una combinación de entrevistas, danzas y escenas de una orgía que llevan a sus espectadores a vivir una experiencia homoerótica masculina en la sociedad machista tradicional de México.

“Experimentar es el núcleo de mi trabajo. Mi trabajo desdibuja la frontera entre el cine narrativo, la pornografía y el cine arte, lo que me hace muy difícil definirlo como un género único”.

“Mi trabajo es conducido por experiencias personales y rutinarias. Siempre me fascinó el sexo y la sexualidad masculinos. Mi frustración sobre cómo la imagen en movimiento exploraba esto fue aumentando y decidí convertirlo en el objeto de mi trabajo durante los últimos años” afirma el artista.

Sus películas exploran temas como el cruising y el sexo en público, los encuentros online y la performance. No se considera un pornógrafo sino más bien un realizador que utiliza la experiencia personal y académica para coreografiar con escenas de sexo explícito.

Te dejamos el link para que lo veas en esta página.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here