Los organizadores defienden su derecho a difundir “la verdad sobre el género” aunque omiten las palabras “pene” y “vulva”.

El autobús contra los transexuales de la plataforma ultracatólica Hazte Oír ya rueda por las avenidas de Nueva York, desafiando la tolerancia de la ciudad más liberal de los Estados Unidos.

“Aquí estamos Chelsea Clinton”, afirman los organizadores defendiendo su derecho a difundir “la verdad sobre el género”. “Es biología”, se puede leer escrito en inglés en los laterales.

Bautizado como el autobús de la libertad de expresión, el vehículo apareció aparcado el miércoles en una de las calles que desemboca ante la sede de las Naciones Unidas.

“Los niños son niños y siempre los serán. Las niñas son niñas y siempre lo serán. No puedes cambiar de sexo. Respeto para todos”

Sin embargo este autobús se aleja de la controversia en España, evitan mencionar las palabras “pene” y “vulva”.

La iniciativa está respaldada por las organizaciones CitizenGO, a la que pertenece Hazte Oír, la International Organization for the Family y la National Organization for Marriage, un grupo conocido en EE.UU por sus campañas contra el movimiento LGBT.

Las organizaciones que defienden los derechos de la comunidad gay consideran que esta campaña está negando la realidad de los transexuales, “es irresponsable, irrespetuoso y peligroso”.

“Es un falso conocimiento del cuerpo humano”, añaden desde interACT para cuestionar el mensaje del autobús, “de la misma manera que el género no está estrictamente limitado a las categorías de hombre y mujer, tampoco nuestro sexo biológico”.

Naciones Unidas se distancia de la campaña y afirman que los organizadores están aprovechando la coincidencia en el tiempo de la conferencia anual de la comisión jurídica de la mujer para darle visibilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here