En menos de un año, los mandatarios de la isla británica Bermudas, abolieron bajo un proyecto de ley el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

El miércoles 7 de febrero, el gobernador Jhon Rankin, aprobó un proyecto que modifica la ley que permitía a parejas conformadas por personas del mismo sexo contraer matrimonio, en virtud de este cambio, el proyecto firmado consiste en que cualquier ciudadano de la isla Bermudas puede conformar una “asociación doméstica” otorgando así los mismos derechos.

Este hecho fue efectuado a pesar del fallo anteriormente logrado por la Corte Suprema hace un año, reconociendo de igual manera las uniones matrimoniales formalizadas hasta meses antes de haberse firmado el proyecto las cuales no tendrán ningún impedimento con su título. Lea También (Matrimonio Igualitario en Bermudas

La decisión ha traído consigo fuertes críticas por parte de organizaciones y grupos internacionales de derechos humanos, quienes bajo constante presión hacia los mandatarios argumentan que tal proyecto de ley contradice directamente la garantía de libertad frente a la discriminación que constituye la isla. Sin embargo el gobernador frente a la presión pública expresó que:

“Después de una cuidadosa consideración de acuerdo con mis responsabilidades en virtud de la Constitución, he dado hoy mi asentimiento a la Domestic Partnership Act 2017” negándose a contestar más allá de esa declaración.

Por otro lado Walton Brown, el Ministro del Interior de Bermudas, se muestra satisfecho con el acto establecido por el gobernador quien propuso el cambio para esta ley aclarando que:

El gobierno británico reconoce que esta es una decisión del gobierno local y que el cambio reafirma que el matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer, mientras que al mismo tiempo reconoce y protege los derechos de las parejas del mismo sexo”

Aunque hace un año se celebraba el fallo sobre la igualdad matrimonial, que acogía a un pequeño número de la población LGBT en esta región, este hecho también indignó de gran manera a los habitantes de la isla, dando por hecho la falta de reconocimiento y aceptación por estos temas de diversidad que aún se deben trabajar para lograr una mayor inclusión social.