La versión 91 de los Oscars, el pasado domingo, 24 de febrero de 2019, tuvo una alfombra roja histórica, una gran apuesta por romper estereotipos de género.

Aunque no es la primera vez que figuras queer o artistas que se logran empoderar de la causa LGBTIQ, transgreden la moda del pre-show de los premios de la Academia, esta versión Billy Porter y Shangela Laquifa literalmente hicieron historia.

El cantante, actor y artista de Broadway, últimamente popularizado por su actuación en “Pose”, la serie sobre la escena trans en la New York City de los 80, Billy Porter, hizo parte de las personalidades invitadas a la gala, junto a su esposo Adam Smith. Fue la persona encargada de realizar la reportería sobre la alfombra roja para ABC e inauguró el espacio con un look que lo ubicó en los radares a nivel global.

En la parte superior se lograba ver la tradicional inspiración de un traje y en la zona inferior una gran falda negra. Un vestido tan propio de él, que suele revolucionar con sus pintas en cada escenario y gala a la que asiste.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Billy Porter (@theebillyporter) el

Por su parte, Shangela Laquifa Wadley, ex participante de Ru Paul Drag’s Race y una de las drag que fue parte de algunas escenas de “A Star Is Born”, conquistó también la alfombra roja, no sólo con su impecable look, sino porque es la primera vez en la historia que una drag queen era asistente a la gala.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Shangela (DJ) (@itsshangela) el

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.