El 16 de agosto de 2015 será recordado como una fecha histórica para la comunidad LGBT de Puerto Rico, pues un total de 63 parejas se unieron para celebrar una boda masiva gay después que la Corte Suprema de los Estados Unidos terminara la prohibición del matrimonio igualitario en la totalidad de sus 50 estados.

Justo a sus amigos y familiares, parejas de hombres y mujeres de todo el estado fueron llegando desde las 11 de la mañana al Paseo de la Princesa del Viejo San Juan, en la capital de la isla para celebrar el tradicional “sí quiero”.

A pesar de que la lluvia retrasó la ceremonia que debía empezar a eso de la 1:00 p.m.; la histórica boda no tenía marcha atrás y en palabras de su organizadora Ada Conde fue “una celebración del triunfo del amor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here