Carolina del Norte asegura que la “ley de baños” no acarrea perjuicios a la economía local, pero la normativa que restringe las protecciones a la población LGBT sí le costará al estado la pérdida de negocios por más de $3.760 millones de dólares en los próximos 12 años, según un análisis de The Associated Press.

Carolina del Norte ha sufrido diversos golpes económicos. Por solo mencionar, los fallidos planes de apertura de una oficina de PayPal que habría aportado $2.660 millones de dólares a la economía estatal y la cancelación de un concierto de Ringo Starr que privó al anfiteatro de la ciudad de unos $33.000 dólares.

Carolina del Norte podría perder centenares de millones de dólares tras el anuncio de la asociación deportiva colegial NCAA, la cual expresó que los escenarios de Carolina del Norte no serán considerados para las competiciones del campeonato de 2018 a 2022 “sin un cambio” en la ley ya que ésta se considera discriminatoria.

Los legisladores estatales aprobaron la derogación de la ley en un intento de frenar las consecuencias económicas negativas para el estado, pero el acuerdo fue censurado por ambas partes: los conservadores defienden la ley como está y los activistas exigieron la revocación total.

Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here