El diario Nóvaya Gazeta, de la mano de Elena Milashina, editora de proyectos especiales del diario, destapó una serie de actos homofóbicos para erradicar la población LGBT de la República.

Chechenia es Federación Rusa, tras su última guerra en 2009 el país más grande del mundo se apoderó nuevamente de esta “minúscula” república. Es un país islámico y homofóbico por tradición. Una historia llena de conflictos recientes que parecen tener sumidos a esta república en un constante devenir de vulnerabilidades sociopolíticas.

Hace algunos meses una noticia curiosa rodó por internet, decía algo como “en Chechenia no hay gais”. Parecía un chiste, pero resultó ser la respuesta del portavoz del presidente checheno Ramzan Kadirov al diario Nóvaya Gazeta tras su consulta por las extrañas muertes de tres hombres por su condición sexual.

Los homosexuales viven un infierno en Chechenia. El diario ha revelado la existencia de campos de concentración estilo nazi para una población no reconocida, los LGBT. Son encerrados y torturados en cárceles secretas ubicadas en este territorio ruso.

Nóvaya Gazeta elude además que poseen una lista de 100 “sospechosos” de ser gays que han sido detenidos, algunos a plena luz del día y confinados en estas prisiones. De algunos de los que se encuentran en esta lista no se tiene noticia y no se sabe si es que están escondidos, presos o muertos. Las autoridades se basaron en las redes sociales y en aquellas imágenes susceptibles de ser una “prueba” de orientación homosexual.

Se sabe que algunos de los detenidos son puestos en libertad por “falta de pruebas”. Sin embargo, en este caso, se enfrentan al peligro que viene por parte de los familiares a quienes se les pide que para evitar la vergüenza pública de tener un homosexual en su familia, acaben con su vida.




“Crímenes de honor” es el título del reportaje de Milashina que muestra como el Gobierno checheno, en cabeza de Ramzan Kadirov, está llevando a cabo una “limpieza” contra toda inclinación sexual que no sea la “tradicional”, utilizando formas violentas que van desde la exigencia de abandonar el país hasta el asesinato.

“Chechenia usa el mismo tipo de métodos de lucha no sólo contra los terroristas, los salafistas y los homosexuales, sino también con los drogadictos e incluso con los infractores de las normas de tráfico”
– “Matanza de Chechena Gay” Nóvaya Gazeta de Elena Milashina y Irina Gordienko.

Las “operaciones de limpieza preventiva”, nombre extraoficial para estas redadas, empezaron después de que el grupo activista GayRussia pidiera permiso para celebrar desfiles del Orgullo por varias ciudades del Cáucaso Norte. Todo ello desencadenó una campaña antigay en toda la región.

“El pueblo checheno es víctima de persecución –incluso si no existe más que la sospecha de la orientación sexual– hay muy pocas posibilidades de sobrevivir”.
– “Crímenes de honor” Nóvaya Gazeta de Elena Milashina.

Chechenia sigue teniendo la antigua costumbre frecuente de “crímenes de honor”, una medida para lavar la vergüenza de la familia matando al autor que produce la desgracia.

Milashina en un reportaje para la BBC expresó que las investigaciones que realizó hace unas cuatro semanas pero tuvieron dificultades por la represión del gobierno en Chechenia y porque la población LGBT de ese país es fuertemente hermética para lograr protegerse de las autoridades.

El Departamento de Estados Unidos, la Unión Europea, las organizaciones Human Rights Watch y Amnistía Internacional se pronunciaron con respecto a esta situación que parece tener décadas de historia y un presente muy oscuro.

Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here