En esta ocasión, un joven de 17 años ha sido asesinado por su propia familia. Fue arrojado desde una azotea por su familia al descubrir su orientación sexual diversa. El presunto autor de este crimen, su tío, quería “lavar la vergüenza” de la familia.

Según medios LGBT, fue empujado desde el balcón de la 9ª planta. Hacer esto es muy similar a la forma en la que los seguidores de ISIS, y otros grupos musulmanes extremistas, han asesinado a la población homosexual en Irak y Siria lanzándolos desde edificios altos. ISIS considera a las personas homosexuales como las “peores criaturas”.

Al parecer, y según anunció una víctima, la Policía chechena está instigando a las familias a acabar con sus hijos homosexuales.

Solo hasta el pasado viernes el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció que va a solicitar que se investiguen las supuestas violaciones de los derechos humanos del colectivo homosexual que se están dando en Chechenia, pero sabemos que no existe garantía alguna de que las cosas mejoren.

El diario Novaya Gazeta acusó a la Policía de la república de haber asesinado a tres homosexuales durante una redada exclusivamente dirigida contra la población LGBT, desde entonces no han dejado de aparecer informaciones que ponen de manifiesto la horrible situación que allí se está viviendo.

Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here