Aunque para muchos países la tradición del prom no está tan arraigada como en Estados Unidos, la televisión y el cine se han encargado de darnos una idea más o menos precisa de los importante que es para los jóvenes de este país. Por esta razón, esta sencilla historia que se volvió viral rápidamente desde Las Vegas nos toca el corazón a todos.

Anthony Martínez, es un estudiante abiertamente homosexual de una escuela de la ciudad. Un día, publicó un trino expresando su deseo de asistir al prom con hombre, dada su condición.

Su mejor amigo Jacob Lescenki, compañero de clase heterosexual, decidió demostrarle todo su amor a Martínez de la manera más romántica que una amistad lo permite: lo invitó a ser su cita en el prom.

Por supuesto, Martínez dijo que sí y se encargó de compartir su historia en redes sociales. ¿Quién no lo haría? Y así de sencillo, dos jóvenes le dieron una gran lección al mundo entero de cómo debería ser la vida en este punto de la sociedad. Hombres con hombres, mujeres con mujeres y viceversa. De amigos, de parejas, de lo que sea. No hay barreras en la diversidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here