Después de ver este corto, me vino a la mente uno que otro recuerdo culposo. Todos alguna vez hemos sido irresponsables en lo que respecta al sexo. ¿O no? La vida es maravillosa en cada etapa, pero ¿viviámos igual nuestra sexualidad antes de los 30 que en nuestra etapa de TONES (30-tones, 40-tones, 50-tones…)?

La edad no es garantía de nada, sin embargo, con los años solemos volvernos un poco más conscientes, nuestras prioridades van cambiando y nos volvemos menos presos de nuestros instintos. Esto no significa vivir limitados, sino ejercer autocontrol.

De chavos creíamos que la libertad consistía en hacer lo que nos diera la gana, de TONES aprendemos que la libertad radica en saber tomar decisiones que nos hagan felices.

No creo que el corto que van a ver a continuación sea moralista, es simplemente un reflejo de el lado oscuro del deseo. Con la edad uno comprende que las fantasías sexuales en muchas ocasiones deben ser solo eso: fantasías. Nos excitamos viéndolas en películas porno porque nunca se muestran las consecuencias que pueden traer, si se expusieran, créanme que la excitación desaparecería.

Nadie experimenta en cabeza ajena, pero vale la pena tener esto siempre presente para ponernos un freno y saber distinguir cuando algo debe quedarse como una fantasía en nuestra vida. ¿Ustedes qué opinan?

[ group=”Tones” random=”1″ limit=”1″]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here