Un coro formado por personas pertenecientes a la población LGBTQ se reunieron en modo de protesta contra la exclusión Homosexual.

Durante el Encuentro Mundial de las Familias que se lleva a cabo en Dublín, Irlanda, se emitió un comunicado que impedía la participación de la población LGBTQ en aquel evento, por lo que un grupo de personas se reúnen para cantar en coro la canción de “We are Family

Ver también: La iglesia católica abre un espacio de diálogo sobre temas LGBT

Esta figura como una iniciativa de la periodista abiertamente homosexual y perteneciente a la iglesia católica, Ursula Halligan, miembro activo de We are church, un grupo que aboga por la igualdad de las mujeres y la inclusión de la población LGBTQ en la iglesia.

Siendo quien convoca a esta población, Ursula manifiesta a partir de esta actividad la inconformidad que representa para ella y en general para las personas diversas, el rechazo como participantes dentro del evento donde se les negó tener un stand excluyendo a los grupos católicos LGBTQ.

LGBTQ
Foto: pinknews.co.uk

Con el fin de hacer frente a esto, se organiza de manera pacífica esta intervención justo en las calles frente al lugar en el que se desarrolla este encuentro , luego de haberse dado por conocida las palabras dichas por el Papa en las que hacía constancia de que las personas LGBTQ no podían formar familias.

“Eso me molestó. Hasta ahora, la Iglesia ha sido muy cuidadosa al no decirlo tan abiertamente como eso, pero aquí estaba el Papa, este hombre al que tengo tan aprecio de muchas otras maneras, y él dijo esto.”

Entre activistas del movimiento por la diversidad sexual e identidad de género y personas dentro de la población aliadas a la razón de este acto, se quiso enviar un mensaje contundente, no sólo al hecho que estaban viviendo de exclusión si no a todos aquellos que discriminan, una clara advertencia de que ya no se va a guardar más silencio frente a la injusticia.

LGBTQ
Foto: pinknews.co.uk

Halligan expresa que no dejará de ser creyente ni participar de la iglesia católica, sin embargo, argumenta que la mejor forma de cambiar ese pensamiento tan erróneo que se vive es precisamente con actos de paz y de amor.

“Cuando cambiemos a la Iglesia Católica, cambiaremos el mundo, porque es un gran jugador en el mundo. Es por eso que es tan importante comprometerse con ellos, no alejarse. Decir, ‘No, esto está mal. Somos seres humanos No nos puedes hacer esto ‘”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here