Un corto del director alemán Kai Stänicke titulado Golden pone de manifiesto las dificultades que supone crecer siendo gay y ser tratado de manera diferente.

Según Stänicke, la única razón para compartir este vídeo ha sido porque una amiga le invitó a unirse a la protesta contra el ataque homófobo de Orlando. Le sugirió que sería una manera magnífica de apoyar a las víctimas de esta tragedia.

“Si la película ha conseguido transmitir aunque sea una pizca de amor en estos tiempos convulsos, ha logrado su objetivo”, explica Stänicke. “Estés donde estés e independientemente de lo que estés sufriendo, recuerda: no estás solo. Tienes un lugar en la vida y juntos conseguiremos que ese lugar sea seguro”, añade.

El corto, titulado Golden, muestra la vida de un niño dorado a través de escenas de pocos segundos. Representa la vida, el trabajo, cómo todo se vuelve cada vez más complicado a medida que crece. Hasta que finalmente…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here