El cruising también es la práctica sexual en lugares públicos, de forma anónima y sin compromisos, entre personas homosexuales, habitualmente hombres.

Este tipo de práctica es más conocida, ya que existen bares que ofertan este tipo de encuentros, como por ejemplo saunas o bares de ambiente con cuartos oscuros. En los lugares públicos como parques, playas, descampados, etc., también se planean a través de internet e, incluso, algunas personas se acercan a zonas ya conocidas donde se llevan a cabo estas prácticas para “ver que pasa”.

El cruising es una práctica más de la cual se puede disfrutar plenamente, aunque se deben tener en cuenta una serie de consejos que desde diversas asociaciones se recomiendan, si deseamos iniciarnos o llevar a cabo estas prácticas.

Algunos consejos a tener en cuenta son:

1.Si es la primera vez, no ir solo.

2.Informar a alguna amistad de donde se va a hacer el encuentro o tener el móvil en modo localicación para que puedan conocer nuestra ubicación.

3.No es aconsejable llevar a alguien a nuestra casa o a un hotel, así como valorar el riesgo de subirse a un coche o que alguien se suba al nuestro.

4.Si nos ofrecen bebidas, que sean en envase cerrado (podrían contener algún tipo de droga).

5.Tener cuidado con la información personal que damos sobre nosotros, ya que cualquier situación nos puede hacer vulnerables de agresión.

6.Evitar llevar objetos valiosos, ya que pueden producirse robos durante el encuentro.

7.Si tenemos dudas, no lo vemos claro o no nos sentimos a gusto, no tenemos por qué continuar adelante, a menudo se dan agresiones en este tipo de encuentros.

8.Asegurarnos de no compartir elementos audiovisuales o fotográficos de personas que ejercen estas prácticas, es un delito contra la intimidad si no damos o no nos dan permiso para grabarlo y para difundirlo. Si se difunden puede conllevar penas de entre 2 y 5 años de prisión.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here