La política conservadora y el movimiento LGBTI nunca han sido buenos amigos. Sin embargo los hijos de ese conservatismo son todo un deleite visual.

Los políticos de corte conservador tienden a mantenerse al margen de todos los temas que tengan que ver con sexualidad, llámese políticas de educación sexual, derechos de personas diversas, reconocimiento a los trans o las libertades de las mujeres. Digo al margen por no decir que atacan estos puntos de la agenda pública. Sin embargo, algunos de esos políticos que tanto daño le han hecho a la comunidad con su actuar o su omisión tenían que tener algo bueno por nosotros. Y al final quién lo diría, su regalo (por lo menos para la gente gay) vinieron a ser sus hijos.

La mentalidad de los hombres puede ser algo contradictoria, es no es ninguna novedad, pero en algún punto causa curiosidad la atracción que generan algunos personajes de la vida pública entre las masas en general, llama la atención además que muchos de estos personajes aclamados por la comunidad gay en particular no siempre son los mismos en los que se fijan las mujeres heterosexuales, pero causa aún más curiosidad que muchos de estos personajes tengan pasados dudosos, pertenezcan a la política y sobre todo estén vinculados sanguíneamente con algunos personajes que, desde el punto de vista gay, han hecho más mal que bien.

La lista no tiene cabeza ni pies, y serán ustedes los lectores de esta nota los que con sus calificaciones le otorguen a los “delfines conservadores” el lugar del más atractivo de su tipo. Valga la aclaración que algunos de ellos no hacen parte de la política ni se sienten ideológicamente identificados con sus padres (Menos mal).

Martín Peñalosa

Comencemos con el hijo del Alcalde de Bogotá, Martín Peñalosa, aunque su padre nunca ha hecho nada en contra de las poblaciones diversas de la capital, si se ha mantenido bastante al margen del tema, sobre todo si lo comparamos con sus antecesores que brindaron un apoyo abierto a cualquier lucha del movimiento, y en el fondo del asunto el silencio puede decir muchas cosas.

Su hijo sin embargo ha generado algunos suspiros entre los chicos gays sobre todo desde que se hizo viral en las redes la noticia de un robo del que fue víctima. Aquí lo vemos tomando el sol y mostrándonos lo que tiene para ofrecer.

Pedro Santos

Continuamos con los silentes, en este caso el silencio lo que protagoniza Francisco Santos, Vicepresidente durante el gobierno de Álvaro Uribe, y una de las cabezas del centro democrático. No se ha referido abiertamente en contra o a favor de los derechos de las personas diversas. Su hijo (nuestro siguiente delfín) resalta no solo por su destacado atractivo sino por su reciente salida pública del clóset, cortesía de su primo.

Valga la pena aclarar que en este suceso particular Francisco Santos salió en defensa de su retoño y luego volvió al silencio absoluto sobre el tema. Pedro Santos, sin embargo ha mencionado en múltiples entrevistas que pretende trabajar por los derechos de la población LGBT, apoyar fundaciones y contribuir con su profesión como fotógrafo a crear un país más incluyente.

Martín y Esteban Santos

Siguiendo los lazos familiares y hablando un poco más de esta historia pasamos a los hijos del presidente Santos, Juan Manuel Santos es un personaje políticamente correcto en lo que a los temas de diversidad se refiere, eso no significa que sea muy claro.

Aunque históricamente ha apoyado al movimiento y ha defendido los derechos de la población LGBT en su discurso, en la práctica ha cometido uno o dos errores que ponen a dudar sobre su verdadera postura, y si las palabras que nos dedica de vez en cuando podría ser un poco más de lo que “quieren oír” y no tanto de lo que “realmente piensa”.

Esta posición ambivalente es heredada por completo por sus hijos, sobre todo por Martín, un crítico político cuyo nicho es Twitter y que usó la red social para sacar del clóset a su primo (mala movida camarada), sin embargo cuando las reacciones a sus comentarios empezaron a salirse de control, eliminó el trino y lo reemplazó con una sentida disculpa (y muy merecida además) por usar la vida privada de alguien para tocar un tema político con su tío.

Martín pese a todas estas cosas, ha llamado la atención por su atractivo y en algún momento durante las primeras campañas de apoyo al proceso de paz, se hizo popular un meme suyo en las redes en la que le preguntaban al presidente que si prestaría a sus hijos para una fiesta. Refiriéndose también a Esteban, popular por prestar servicio militar durante el gobierno de su padre ¿Ustedes los invitarían de rumba?

David Zuluaga

Continuamos la lista con tres delfines políticos, hijos de aquellos que han roto su silencio con respecto al tema y no precisamente para alabar los avances de los derechos sexuales y reproductivos, el primero de ellos es el ex ministro de Hacienda y ex candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga, su cercanía con el procurador Alejandro Ordóñez y con el ex presidente Álvaro Uribe puede darnos una idea de su postura frente al tema de la diversidad sexual, sin embargo su candidatura nos sacó de la duda cuando le preguntaron sobre su opinión frente a la adopción por parte de parejas uniparentales y respondió no estar de acuerdo pues “la prioridad ha de ser el bienestar y el desarrollo de la personalidad del niño en un ambiente familiar constituido por hombre y mujer”. Este defensor de la familia tradicional nos puso de ejemplo la suya, y las miradas automáticamente se las llevó uno de sus hijos, David, clave en la campaña de su padre y del que se esperan noticias en la esfera política más temprano que tarde.

Juan Jose Lafaurie Cabal

El segundo delfín de estos últimos tres es el hijo de nadie más y nadie menos que María Fernanda Cabal, congresista por el centro democrático, y de José Felix Lafaurie, presidente de FEDEGAN, su madre se ha hecho popular rápidamente por sus trinos desafortunados sobre algunos temas de interés nacional y comentarios que le han valido más escándalos que apoyo.

Entre sus muchos escándalos está su supuesta filiación con grupos neonazis, sus comentarios sobre la muerte de Gabriel García Márquez a quien envió al infierno junto a Fidel Castro, y su más reciente joya, una declaración sobre la función “letal” de los militares que ha ocasionado que hasta su jefe político, el expresidente, le exigiera disculpas públicas (que por lo pronto no ha dado).

Esta “honorable” congresista también ha sido una de las más férreas opositoras de los derechos LGBTI y de cualquier cosa que tenga que ver con esta población, incluso hizo presencia en las marchas en contra de las cartillas del Ministerio de Educación en las que expresamente dijo: “Los padres son los que tienen que educar a sus hijos y no una política pública que distorsiona la personalidad de los niños”, tiempo después con la salida del procurador que generó una manifestación festiva, convocada, entre otros, por colectivos LGBTI, ella hizo presencia con una contraprotesta que buscaba apoyar a Alejandro Ordoñez, y en la que se refirió a los que celebraban de vándalos luego de algunos altercados entre ambas posturas que hicieron allí presencia. ¿Qué pensaría ella de las fotos que rondan las redes sociales de su hijo recibiendo picos en la cara de sus amigos? Juan Jose, nuestro siguiente delfín saltó a la fama luego de que estas fotos circularan en las redes, sin embargo esperamos verlo pronto en las pantallas pues se prepara como Actor y Modelo, para que se hagan una idea de su look.

Tomás y Jerónimo Uribe

Y para cerrar esta lista hablaremos nuevamente de dos hermanos, ya podrán imaginarse de quiénes se trata. Nuestros siguientes delfines son Tomás y Jerónimo Uribe; los hijos del expresidente Álvaro Uribe Velez, actual senador por el Centro Democrático y director de este partido. El presidente constantemente se ha manifestado en contra de cualquier forma de familia distinta a la tradicional (papá-mamá-hijos) y en algún momento le dio un “No” rotundo al matrimonio entre parejas del mismo sexo. De hecho, en cuanto la Corte Constitucional dio el paso para que en Colombia, las parejas conformadas por dos personas del mismo sexo tuvieran reconocimiento jurídico, lanzó un comunicado del que tomo el siguiente aparte.

En nombre del respeto a la intimidad se debe respetar la relación de pareja homosexual, pero en nombre de las leyes naturales, que no necesariamente son un dogma religioso, se debe respetar que el mantenimiento de la especie humana, en lo cualitativo y cuantitativo, deriva de la familia, cuya unión gira alrededor del matrimonio, no como expresión formal y protocolaria, sino como institución de valores, que son fuente insustituible de armonía social.
La Corte Constitucional suplanta al pueblo y al legislador. Su decisión sobre el matrimonio homosexual es más política e ideológica que jurídica. Al decidir sobre la materia debió explorar una solución que no dividiera a la sociedad colombiana, por ejemplo, debió encontrar una forma de respeto a la intimidad homosexual sin igualar estas parejas al matrimonio heterosexual por la razón del elemento diferencial por excelencia: la fuente de la familia y de la especie humana.

Quizás al día de hoy ya sepa que los matrimonios no tienen como fin único la reproducción. Lo que sí debe saber es que desde hace años sus hijos se encuentran en la mira pública, no sólo por sus negocios milagrosos que han logrado que los activos de estos dos hermanos ( y me refiero al dinero en sus bancos) se multiplicaran más rápido y a mayor número que los panes y los peces de Jesús. También están en la mira pública porque se han llevado más de un suspiro por ahí. Y si ignoramos un poco las investigaciones en la Fiscalía, en la DIAN, los rumores de la procedencia de su enorme fortuna, al suegro, y el hecho de que son heterosexuales y casados, no son tan mal partido ¿no? Juzguen ustedes.

Claramente faltaron más personajes, se rumora que el hijo de Antanas Mockus clasifica como “sexy nerd” y que el hijo de Marco Fidel Ramírez, el concejal que asegura que con la firma del acuerdo Colombia se convertirá en una dictadura ateo-marxista-homosexual, también merece uno que otro piropo.

Que sea esta una oportunidad para alimentar el ojo y percatarnos que hasta en las mejores familias hay un político retrógrado, o un hijo sexy, o ambos. Sería encantador que el ex Procurador Alejandro Ordóñez hubiese tenido un hijo sexy para incluirlo en esta lista, pero con sus ahijados políticos tenemos.

Cree su propia encuesta de comentarios de usuarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here