En plena coyuntura de paz, dedicados a descubrir la belleza del país sin el aturdimiento de las balas, llegó a nuestros oídos esta pieza musical, una bellísima interpretación de “El Cóndor pasa”, en lengua emberá y al ritmo del Hip Hop.

Joan Sebastián y Adrián Tascón, dos jóvenes indígenas emberá, del resguardo Marcelino Tascón, en Valparaíso, Antioquia, conforman el dúo Linaje Originarios. Ellos, a través del hip hop, han encontrado la posibilidad de inmortalizar sus costumbres y, de paso, combinar lo que más les gusta: cultivar la tierra y producir música.

Una de las cualidades principales del hip hop como género musical es su plasticidad para adaptarse a diversos entornos culturales. Debido a los fragmentos de música reciclada (samples) y la posibilidad de establecer el “ritmo y la rima” en cualquier lengua, este género de la poesía oral nacido en el Bronx de New York, es usado ahora por grupos de jóvenes que ven en este género musical la posibilidad de difundir lo que son. “Se trata de universalizar la cultura ancestral y la cultura emberá combinándola orgullosamente con lo que más nos gusta”, aseguraron para el portal noisey.vice.com, en una entrevista reciente.

Para escribir las canciones, estos jóvenes integrantes de una misma familia, preguntan a sus abuelos, buscan en su propia cultura, en sus propias raíces porque esas son las historias que ellos buscan sacar al mundo para recuperar su pasado y presente ancestral.

La música de Linaje Originarios dista del imaginario que pesa sobre el rap, un género surgido en los tugurios de las grandes ciudades; el medio de los marginados para expresar las inconformidades y denunciar las injusticias. A los Tascón, por fortuna, no los ha golpeado ni el conflicto armado ni la violencia urbana. Tampoco pasan hambre o han tenido una infancia difícil. Por eso su preocupación, más allá de la denuncia o la protesta, es que sus tonadas puedan perpetuar lo que más aman: su cultura emberá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here