Dos jóvenes de Marruecos se enfrentan a penas de hasta tres años de prisión si se les encuentra culpables de desviación sexual.

La pareja de chicas son apenas unas niñas de 16 y 17 años de edad llamadas Sanaa y Hajar, que al parecer se encontraban en casa en actitud cariñosa. El primo de Sanaa se encontró con la escena y se puso a grabarla. Posteriormente le avisa a su madre quien acudió a la policía. Las dos adolescentes fueron arrestadas y encarceladas.

La ley marroquí penaliza los actos de desviación sexual entre parejas del mismo sexo con penas de cárcel de 6 meses hasta los tres años y hasta ahora la sufrían sobretodo hombres, ya que según el Moroccan Times se trata de la primera vez que se procesa a dos mujeres, que además son menores.

La estricta ley contra la homosexualidad vigente en su Marruecos nos trae otra noticia homófoba. Este país suele ser un destino turístico elegido por muchos, aunque no podemos olvidar que sus leyes, aparte de injustas y crueles, también se aplican con extranjeros.

La comunidad internacional parece hacer oídos sordos a esta persecución continua y maltrato a la comunidad LGBT de Marruecos. Sólo algunas celebridades como Ricky Martin, se atreven a alzar la voz ante este atropello de derechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here