Autoridades chinas desalojan de manera brusca a fans LGBTQ durante el concierto de Dua Lipa en Shanghai.

La reconocida estrella pop, celebró en Shanghai uno de sus conciertos recientemente, experimentando a su vez una de las experiencias más desgarradoras para ella, al presencia el maltrato por parte de las autoridades chinas hacia sus fans LGBTQ.

A través de su cuenta de twitter comparte una declaración al respecto de esa noche, extendiendo un mensaje a todos sus fans de China, donde ofrece disculpas por lo sucedido y promete siempre estar para ellos.

Para un comunicado también expresó que se encontraba muy “horrorizada por lo que había sucedido” y les dijo a los fanáticos que “les encantaría volver cuando sea el momento adecuado y con suerte ver una habitación llena de arcoiris”.

Una de las razones principales para que las autoridades chinas ejercieran tal fuerza contra estas personas, fue precisamente el levantarse de sus puestos para bailar y en repetidos casos ondear la bandera del orgullo con sus múltiples colores sobresaliendo entre la multitud.

“Me uniré a todos ustedes por su amor y creencias y estoy orgullosa y agradecida de que se sintieron lo suficientemente seguros como para mostrar su orgullo en mi show”.

Mientras presenciaba lo que pasaba dentro de su público, Dua Lipa no contuvo sus lágrimas por la evidente molestia que ello le generaba y al dirigirse a los fanáticos brotaron sin más, a la vez que les aseguraba que su único objetivo es poder crear un espacio realmente seguro, donde puedan divertirse todos juntos sin ningún problemas.

Varios videos atestiguan estos hechos donde se logran ver a una mujer siendo arrastrada desde el escenario, otra sacada forzosamente desde su puesto mientras bailaba, y algunas personas intentando intervenir para evitar el mal rato que se estaba viviendo, algo que se vivió incluso estando fuera del recinto.

Aunque la homosexualidad no es ilegal en China, el nuevo mandatario ha tomado medidas de eliminar todo material que visibilice a esta población y su movimiento. Dua Lipa terminó su gira por China en Guangzhou, donde en este caso, su audiencia si pudo ponerse de pie para bailar y celebrar al ritmo de su música.