¿Y tú cómo reaccionarías si las empresas tuvieran el derecho de negar sus servicios a clientes LGBT por motivos religiosos?

Mike Cerantola y su pareja Víctor Rivas, estaban preparando su boda a la perfección hasta que se encontraron con el incómodo momento en que un fotógrafo negó sus servicios por homofobia.

Ya estaba todo listo cuando el fotógrafo de la empresa Premiere Productions, organizando la logística para saber más sobre el trabajo que haría preguntó acerca de las casas y la novia, a lo que Cerantola respondió: “sólo es una casa porque ya vivimos juntos, y no hay novia, somos dos hombres”.

La pareja se sorprendió cuando el fotógrafo a través de su correo electrónico decidió negarse a prestarles su servicio, “ya que está en desacuerdo con mis creencias personales y religiosas”.

En Canadá está legislado que nadie puede negar sus servicios por motivos religiosos, por lo que este personaje ha entrado en conflicto con la ley.

De acuerdo con Fo Niemi, Director Ejecutivo en Montreal del Centro de Investigación y Acción de Relaciones Laborales, la respuesta del fotógrafo no sólo es impactante, es ilegal.

“No se puede discriminar a una persona basándose en la orientación sexual, especialmente en el caso de un negocio comercial que ofrece un servicios al público” declaró Niemi al medio CTV Montreal “Tanto que eso está en la Carta de Derechos Humanos y Libertades de Quebec”

“Tenemos que detener este tipo de uso de la religión como un proxy para promover un sesgo anti-gay”

Expresó Cerantola, quien además luego de compartir el hecho en redes sociales el apoyo de la gente ha sido increíble, hasta el punto que ahora cuando con 29 fotógrafos que han declarado que estarían dispuestos a retratar su matrimonio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here