El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sigue anclado en su batalla contra los derechos de la población LGBT.

Tras cargarse los avances logrados por la administración de Obama y el polémico veto a los transexuales en el ejército, ahora su nueva cruzada es que “los empresarios puedan despedir a los empleados por ser gays o lesbianas“.

Para argumentar tal aberración usa la creación de la ley de Derechos Civiles en 1964 la cual protegía a los trabajadores por cuestiones de nacionalidad, raza, sexo o religión. El caso es que no se especificaba en ningún caso la discriminación por orientación sexual. Ese punto es el que sirve de excusa a la administración de Trump para evitar que los trabajadores LGBT estén amparados bajo la ley..

Desde que el presidente de los Estados Unidos entró en funciones, sus políticas han dado mucho de qué hablar por vulnerar los derechos de población LGBT. Primero anuló la ley del ex presidente Obama que prohibía la discriminación por orientación sexual. Después vetó a los transexuales que se querían unir al ejército y ahora ha abierto otro frente en lo que muchos califican de políticas discriminatorias.

Concretamente ha sido el Departamento de Justicia de Donald Trump el que el pasado martes 26 de septiembre propuso ante un tribunal federal que los “empresarios deben poder despedir a los empleados por ser gays o lesbianas”.

Para proponer este cambio, la Administración de Trump se ha basado en el juicio que se desarrolló entre la compañía Altitude Express y su ex empleado Donald Zarda. En 2010, el instructor de paracaidismo Donald Zarda denunció a la empresa por despido improcedente y alegó que lo habían echado por ser gay.

Por su parte, Altitude Express declaró que la ley no incluía la protección a personas de la población LGBT. Desafortunadamente, Zarda falleció en 2014 en accidente en Suiza, pero su lucha sigue vigente.

Por un lado, el Departamento de Justicia de Trump quiere que se diferencie entre sexo y orientación sexual. Concretamente, como argumentó el fiscal del Departamento de Justicia Hashim Moopan quieren defender que “los empleadores están autorizados a tomar en consideración la conducta sexual de sus empleados aún fuera del lugar de trabajo”.

Por su parte, la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) considera que la ley está basada en los estereotipos sexuales, por lo que ya está implícita la orientación sexual.

Se desconocen las causas por las que el gobierno de Trump ha decidido abrir este frente ahora. No obstante, y aunque su hija Ivanka Trump ha defendido en alguna ocasión el apoyo de su familia a nuestra población, se asocia este acto a un punto más de la agenda Anti-LGBT del presidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here