Un lugar mágico para bailar, comprar y ahorrar en medio de una cultura abierta al turista y mucho sabor pacífico.

“Si huele a caña, tabaco y brea. Uste’ está en Cali ¡Ay, mire, vea!”. Colombia y su realismo mágico no deja de sorprendernos. La capital del Valle del Cauca, Santiago de Cali, es uno de esos destinos que encantan a quien los visita. Tiene 3 ingredientes que enamoran, cultura salsera, buena comida y ahorro.

Hablamos de ahorro, aunque es una de las principales capitales colombianas increíblemente no es una ciudad costosa, asequible y perfecta para salir de compras. En Jardín Plaza, Chipichape, Unicentro y Cosmocentro (lugar importante para encontrar buenos descuentos) se encuentran muchas tiendas cuyos valores varían considerablemente con los precios de otras ciudades del país.

En la ribera del río tutelar de Cali están quince esculturas de grandes artistas plásticos colombianos de gatas que van detrás del gran Gato del Río, obra del pintor y escultor Hernando Tejada. Un lugar para caminar con una lulada, jugo de lulo sin licuar, en la mano.

Para buscar artesanías está la Loma de la Cruz, un lugar donde encontrarás los tradicionales gatos tallados a mano y vestidos de colores, joyería en totumo y arte callejero.

La comida es un solo deleite. Me cautivaron los sabores de los Pasteles La Locura, con su característico hojaldre, sus rellenos novedosos y sus salsas fuertes (en especial la de ajo). Sin embargo el champus, la lulada y las marranitas no dejan de ser sabores exquisitos y muy tradicionales de la cocina Caleña.

Para paladares más exquisitos también hay un espacio en Cali, en la zona de El Peñón en todo el parque se encuentra Torelli, el restaurante favorito del exvicepresidente Angelino Garzón, donde he comido unos excelentes canelones. En esta zona también es recomendado visitar Faro Peñón para degustar una exquisita pizza.

Muy cerca de El Peñón está San Antonio, el barrio tradicional del Valle del Cauca, por su arquitectura colonial y su historia. Allí era en tiempos atrás, en la época del escritor Jorge Isaacs (famoso por su novela ‘La Maria’) el espacio donde vivirían los personajes más pudientes, y hoy es un hermoso hito urbano de preservación urbanística.

Para los amantes de la fauna y la flora de nuestro país, Cali alberga el Zoológico más hermoso de Colombia. Cuenta con alrededor de 2.500 animales de 233 especies, segun la Association of Zoos & Aquariums (AZA) es el cuarto mejor mejor zoológico de América Latina.

Es casual escuchar salsa en todas las esquinas, y en la rumba siempre sonará el tradicional ‘Cali Pachanguero’. Pero lo más destacado de esta cultura son los shows, el más destacado es Delirio y su presentación es completamente impactante, vale la pena invertir en este espectáculo cultural.

Entrando en calor, el Barrio granada es un lugar que a través de los años ha ido creciendo comercialmente hasta convertirse en los que es hoy; una zona roza llena de restaurantes, diseñadores, boutiques, hoteles, bares y discotecas. Un espacio donde podemos ser lo que somos y donde se albergan los destinos LGBT más importantes de la ciudad; encontrarás a Queens (discoteca), Blue zone (bar) y Adonia (restaurante).

Como el melao, el dulce puro de la caña de azúcar, así es su gente. Inmerso bajo la cultura y el swing del moreno, es imposible no encontrar un espacio atractivo y querer regresar. Una ciudad para caminar, buscar las tiendas de barrio, conversar con la gente y salir de compras. No te aburrirás porque seguro te sacaran a bailar y brillar baldosa, así no cojas el ritmo.

¿Quien quita que el amor de tu vida esté en la sucursal del cielo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here