Hace unos meses termine mi última relación amorosa ? y obvio, como en todo final (de lo que sea: amor, trabajo, muerte, negocios, salud) hay que hacer un duelo para poder perdonar, sanar, agradecer y dejar ir.

En mi caso, todo este proceso de pérdida lo hago bajo un término que un día con mis amigas salió al aire: “La LIPO-TUSA” la cual me duro aproximadamente 3⃣9⃣ días calendario, contados y documentados en mi snapchat  ❤ camiloserna ❤. Pero de la LIPO-TUSA les hablare después.

Luego de haber pasado por este episodio de duelo, en el que uno no es ser humano, ni hombre, ni nada; volví a estar “soltero” ?, un estado que para mí es: social-amoroso. Para muchos puede ser una tortura este cuento de la soltería, pero para mí no lo es, disfruto mi soltería tanto o más que como estar en una relación, y no me voy a hacer aquí del “cusumbo solo” (como decía mi abuelita) porque ME ENCANTA tener un novio y compartir con alguien la vida, lo que le pasa y lo que me pasa, pero me encanta también estar conmigo, aprovecharme, disfrutarme, darme y dedicarme tiempo.

En esos días de recordar lo que es estar soltero (nuevamente) aparecen otra vez, esos chicos que nos gustaban, uno que otro crush? de antes, mágicamente en nuestros timeline de redes sociales se empiezan a actualizar fotos de Whatsapp y cambian varios status, es decir: TEMPORADA DE CAZA; es ahí cuando suena un “TING”, miras el celular ? y dice “Hola perdido, ¿cómo vas?”; aquí es cuando vuelve a comenzar esta dinámica tan “emocionante” ?llamada “Salir con Alguien” ?‍❤️‍?.

Durante las próximas semanas sigues hablando con este personajillo, recuerdan anécdotas pasadas, hablan sobre sus días laborales, “¿cómo vas?”, “¿qué tal el día?”, “¿ya almorzaste?”, comienzas a interesarte en él y él en ti, todo “fluye”, se ven una que otra vez y luego estas entusiasmado ¡PERO DE LA NADA! Él paso de hablarte 4 veces al día a hablarte 2 y luego 1, después ya solo te habla cada 2 días… Hasta que deja de hacerlo por una semana.

Luego me pongo a reflexionar sobre lo que sucede y llego a una conclusión: Es que la mayoría de los gays son unas “VACAS MUERTAS” porque quieren la comodidad de sentirse más deseados que deseadores; que les hagan todo: que los llamen, les hablen por Whatsapp, les den los “buenos días” ☀ y las “buenas noches” ?, que tomen la iniciativa para invitarlos a salir siempre, que siempre les propongan planes, simplemente porque el pequeño y arrugado “ego” necesita sentirse deseado, porque no se quién les dijo que si mostraban interés en alguien más le estaban dando poder sobre ustedes y por ende estarían inferiores ?. ¿Inferiores? Es que acaso esto es una competencia por quien escala más arriba de quien; el “Vaca Muerta” es ese hombre que se deja dominar por el miedo y no hace nada.

¿Qué nos pasa niños? ¿Qué nos pasa como personas homosexuales? ¿Qué pasa que seguimos cumpliendo años y es como si solo nos cambiará la piel? ¿Qué pasa con algunos hombres de 30 años para arriba que siguen teniendo relaciones como adolescentes? ¿qué pasa con todo “ese orgullo”? ¿Para cuándo la humildad y la madurez? ?? ¿cuál es el miedo al amor? ¿El miedo a entregarlo todo por alguien? ¿Cuál es el miedo a ser honestos con nosotros y con el otro desde el principio? ¿Cuál es el miedo de crear metas y proyectos con alguien que amas? ¿Proyectar a futuro? ? Para mí la INMADUREZ está afectando al mundo gay, y ésta es no hacer reflexión de lo que nos sucede en la vida y seguir cometiendo los mismos errores, una y otra vez.

No se han preguntado “¿por qué siempre doy con el mismo tipo de hombres?” O ¿por qué siempre “repites la misma historia en las relaciones”? PORQUE NO SE ESTÁN CERRANDO CICLOS, NI SE SANAN, porque seguimos esperando que otro nos haga todo, que otro tome las riendas de nuestros sentimientos y “nos conquiste” y no nosotros mismos, ¿por qué nos gana el ego, el orgullo, la rabia y el miedo?

❤️ Apoyamos mucho todas estas campañas que dicen “AMOR ES AMOR”, pero ¿qué tipo de amor estamos dando? El amor no es de suerte, ni esperar que otro nos toque a la puerta de la casa con un moño y una tarjeta que diga “aquí te llego el amor de tu vida”; así no es. El amor (de pareja) ?‍❤️‍? es entre personas inteligentes y maduras emocionalmente, que se aman a ellos mismos y al otro, hasta tal punto que se unen para trabajar por algo llamado “relación” a lo que le encuentran sentido.

TODOS queremos un “amor estable y duradero”, pero ¿que estamos haciendo para que esto se dé? estamos inmersos en un círculo vicioso viviendo experiencias con hombres “vaca muerta” que nos llegan con frases como: “es que yo no me quiero enamorar, yo no quiero nada serio” y en el fondo si lo quiere, pero está lleno de miedo o que nos dicen: “es que NO HAY CON QUIEN“. ¿Cómo “va a haber con quien” si ni nosotros mismos estamos dispuestos a ser ese “quien”? Todo es una cadena ? ? ?

Volvemos a lo mismo de siempre: la única respuesta al miedo es el amor, y este miedo aferrado que se tiene en el corazón y se siente como un agujero negro en la mitad del pecho (al que le llamo “sueñito en el pecho”) cuando alguien nos gusta, es el miedo a ser aceptados y amados por un tercero, esa incertidumbre a algo que no podemos controlar, miedo a que nos lastimen. Pero los únicos que rompemos esta cadena ⬅➡ y tomamos las riendas somos nosotros, cuando decidimos amarnos; amarnos como somos: con nuestros defectos y virtudes, sin pretender ser atractivos para alguien más o para el imaginario machista y misógino: “machos sin plumas, serios, masculinos o discretos” ?.

La diferencia entre alguien que es “vaca muerta” y quien no: es que el primero se deja consumir y dominar por el miedo, por el contrario el otro acepta sus miedos e inseguridades, las abraza y aprende a vivir con ellas, como algo más de su vida y si algo debimos aprenderle a la princesa Elsa es que ❄“el frío es parte también de mí” ♡ y que por ese miedo que nos dé, no vamos a dejar de vivir experiencias hermosas y a negarnos de lo más lindo que hay en el mundo que es sentir amor. Si no me amo como soy, no podré darle amor a nadie más, el amor no lo venden, no se compra y no se da sin tenerlo, lo sana y lo prospera todo.

Así que ¡A romper el círculo vicioso! A aceptarnos como somos, con miedos incluidos, a no dejarnos de ellos, todos sabemos que todo lo que comienza acaba y que cuando termine va a doler, pero por sentir dolor (algo que fijo sucederá) no vamos a dejar de vivir, sentir y experimentar algo tan lindo como es el amor. Y si llega a tu vida un “vaca muerta” tienes dos opciones: pasarle este post o dejarlo ir, y muuuuuuyyyyy lejos, con moño y todo, porque también está claro que ni vos ni yo podemos cambiar a nadie, porque cada uno cambia su realidad solo si decide hacerlo.

“Aceptamos el amor, que creemos merecer” eso le dijo el profesor Bill a Charlie, en el libro “Las ventajas de ser invisible” de Stephen Chbosky, y cuando la leí me pregunte: ¿Qué tipo de amor creo que merezco? ¿Qué tipo de amor estoy dando? ¿Me merezco un amor cobarde o un amor con miedo? Y yo no sé ustedes, pero yo quiero y me merezco un amor valiente, un amor que se lo juegue todo por mí como yo lo haré por él, no un amor endeble y lleno de miedo.

Un besito bombones ?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here