En lo que va de este año han sucedido 52 agresiones homófobas. El Partido Popular no ha votado a favor de estas nuevas medidas, tampoco en contra.

El PP se ha abstenido en una votación en la que el Ayuntamiento de Madrid, con los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, ha aprobado una serie de medidas que pretenden frenar la alarmante ola de violencia homófoba que han estado ocurriendo en la capital española.

A continuación señalamos las medidas aprobadas:

  • Impulsar un estudio diagnóstico, en el marco de un Plan integral contra los Delitos de Odio, de corte transversal e interdepartamental en colaboración con diferentes colectivos LGBT que operan en la Ciudad de Madrid.
  • Fomentar el fortalecimiento y el crecimiento del asociacionismo LGBT, entendiendo a éste como un protagonista clave en la lucha contra la homofobia, transfobia, bifobia y lesbofobia.
    Reconocer institucionalmente el 28 de junio, Día del Orgullo LGTB, y el 17 de mayo, Día Internacional de lucha contra la LGBTfobia, como expresión del compromiso de la corporación municipal con la comunidad LGBT y sus justas causas, así como un pronunciamiento de condena público cuando sucedan agresiones en el espacio público, como forma de promoción del rechazo público y social ante la lacra que supone esta forma de intolerancia.
  • Promover el conocimiento y el compromiso con la lucha contra la LGBTfobia entre el personal laboral de la administración local, especialmente entre los cuerpos policiales, a través de campañas de sensibilización y cursos de formación desarrollados por los propios colectivos.
  • Crear puntos de encuentro LGBT, como bien puede ser un Consejo de Asociaciones LGTB de la Ciudad de Madrid, para fomentar y estabilizar la comunicación y cooperación entre los distintos estamentos de la administración local y el plural tejido asociativo LGBT.
  • Avivar una política social sensible con la diversidad familiar, entendiendo la familia como una construcción social, histórica y contingente, sometida a transformaciones que la administración no puede ignorar si pretende garantizar el bienestar social en sus posibilidades universalizadoras.
  • Apoyar y difundir las campañas informativas y preventivas contra las agresiones que realizan los colectivos LGTBI en todos los espacios que competen a la administración local, especialmente en los lugares de ocio, educativos, asistenciales, administrativos y de transporte.
  • Garantizar la atención integral a todas las personas que han sufrido discriminación o que han sido objeto de un delito de odio, con especial atención a los colectivos más vulnerables, a través de un análisis interseccional de los elementos que generan discriminación o que impulsan una agresión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here