Manifestantes se concentraron frente a edificios públicos para mostrar su oposición a la ley que restringe protecciones locales para personas LGTB.

Más de 50 manifestantes que se expresaban en contra de una ley de Carolina del Norte, que reduce las protecciones para la comunidad LGTB y limita el acceso a baños públicos de las personas transexuales, fueron arrestados durante una marcha el pasado lunes 25 de abril en el capitolio estatal.

La protesta puso fin a una intensa jornada en la que varios miles de personas, a favor y en contra de la polémica ley, se reunieron en la capital del estado para el inicio del periodo de sesiones legislatura.

Una conglomeración de personas que se oponían a la ley que se aprobó el mes pasado durante una sesión especial, se reunieron por la tarde frente al edificio de la legislatura. Luego, varias personas entraron al edificio y se establecieron fuera de las oficinas de los principales líderes legislativos en una protesta simbólica.

Un último grupo de personas accedió a la oficina exterior del presidente de la cámara de representantes, Tim Moore, y se negó a retirarse, lo que generó el arresto de 18 personas. La mayoría salieron en silencio, pero una mujer gritaba: “¡Juntos hacia adelante, ni un paso atrás!”.

Otras 36 personas que estaban sentadas en el suelo o en sillas afuera de la oficina de Moore, cerrada en ese momento, fueron arrestadas después de negarse a dejar el lugar después de que el edificio ya había cerrado.

Las 54 personas serán acusadas de allanamiento y por violaciones al reglamento del lugar o al código contra incendios, informó el Jefe interino de la Policía de la Asamblea General, Martin Brock. Uno de los detenidos también será acusado de resistirse al arresto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here