Sin una sola protesta, boicot o demanda, la capital de China ha desplegado un programa transexual para resaltar el uso de baños de género neutro.

A diferencia de la reacción que se produjo cuando Target anunció sus baños estaban abiertas a todo el mundo de acuerdo con su identidad de género, las autoridades locales no han encontrado ninguna oposición, a pesar de que el gobierno no reconoce transgénero como una forma válida de identidad.

“Nuestro principal objetivo con este proyecto es aumentar la conciencia pública de la diversidad de género y las cuestiones de igualdad”, dijo Martin Yang, fundador del programa.

A pesar de que no ha habido ninguna protesta pública, a las personas trans se les sigue acosando, es un problema común para los chinos trans e incluso para otros miembros de la comunidad LGBT.

China aún considera ser transgénero una enfermedad mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here