Vivir plenamente la sexualidad para las personas que viven con VIH es claramente una realidad, pero Johanna Izquierdo, enfermera y sexóloga a través de Vivamour (@vivamour.col) se sentó con la Diva Rebeca (@soyomarvasquez) a conversar sobre las ventajas de aprovechar la masturbación y los juguetes sexuales como medio de reivindicación de nuestra sexualidad.

En la última trasmisión en vivo organizada por Laboratorios Richmond Colombia (@richmondlab_col) la profesional en sexo de la Universidad Camilo José Cela en Madrid invitó a “ver cómo podemos disfrutarnos no solamente pensando en coito”.

Esto en el contexto de alguien seropositivo es de gran importancia cuando tenemos en cuenta dos escenarios: Uno, en el que esta persona o su pareja no se sientan del todo seguros para tener sexo penetrativo, o dos, cuando quien recibe el diagnóstico siente que perdió la confianza en su sexualidad.

“Cuando hay un diagnóstico de VIH, puede que la persona al otro día no esté pensando en relaciones sexuales. Hay un bloqueo que se debe trabajar con terapia psicológica y terapia sexológica para que esa persona pueda salir de ahí y pueda vivir. Una de las terapias más recomendadas para estas personas es la autoexploración. ¿Por qué? Porque es una práctica segura en donde voy a comenzar a conocer mi cuerpo y descubrir esas partes eróticas donde quiero que me estimulen”, afirma Johanna Izquierdo de Vivamour.

Las relaciones sexuales, que esta profesional prefiere llamar “relaciones eróticas”, tienen un abanico de posibilidades que nos pueden brindar placer de una manera segura. Desde acciones tan simples como tocarnos el cuero cabelludo con la yema de los dedos, hasta comprar el más novedoso juguete sexual.

El placer es un universo de posibilidades.

Otra de las opciones que considera interesantes para experimentar es el sexo tántrico, que viene de origen budista, y lo están explorando con personas que viven con VIH para que puedan tener orgasmos sin necesidad del coito.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Omar Vásquez 🌈 (@soyomarvasquez) el


Pero, como señaló la Diva, “nosotras fuimos criadas en una sociedad muy tradicional, de estos temas mejor dicho ni se habla, la gente hasta le da miedo. Entonces usted va y penetra porque pa’ eso vino, pero que usted va y erotice eso es demasiado”.

A lo que la experta respondió: “Somos seres sexuales desde que nacemos. Nosotros nacemos de un orgasmo. Vivir responsablemente nuestra sexualidad no es malo y tener accesorios que pueda usar con mi pareja no debería generar ningún problema. Tenemos que quitarnos esa venda de que nos van a castigar y no podemos tener determinados juguetes y más si mi pareja tiene VIH. Y si podemos utilizar estos juguetes para tener sexo más seguro”.

Todo este trabajo es realmente una inversión para alguien recientemente diagnosticado con VIH porque va lograr sentirse bien, complacerse mientras tiene la tranquilidad y seguridad de estar con otra persona. Y, por qué no, incluso a experimentar mayor placer del que conocía antes, dejando de lado los mitos y las barreras que la dificultad de un diagnóstico positivo pueden generar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here