La Presidenta Michelle Bachelet anunció durante su última cuenta pública ante el Congreso Nacional que en el transcurso del lunes enviará al Parlamento un proyecto de ley de matrimonio igualitario

Un proyecto que según ha adelantado el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH) tras sus últimas reuniones con representantes gubernamentales garantizará a las parejas del mismo sexo “todos los derechos y deberes de las uniones heterosexuales, sin excepciones”.

La mandataria de este país, cumple así su promesa electoral, que no era otra que la de presentar un proyecto para su trámite parlamentario. Se espera ver cómo el delicado equilibrio de fuerzas en el Congreso de Chile permite que el país se equipare, en este aspecto, a otros países de su entorno, como Argentina, Brasil, Colombia o Uruguay, en los que el matrimonio igualitario ya es una realidad.

El Estado chileno y el MOVILH alcanzaron hace poco más de un año una solución amistosa a la demanda que esta organización había interpuesto ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la prohibición a las parejas del mismo sexo de contraer matrimonio.

De hecho, de desarrollarse todos los puntos contemplados en dicho acuerdo, Chile, que ya ha había aprobado las uniones civiles entre personas del mismo sexo, daría un paso gigante en el reconocimiento jurídico de los derechos LGBT. El acuerdo implicaba aceptar el matrimonio igualitario, la adopción homoparental y los derechos plenos de parentalidad (que al día de hoy tienen que ser reclamados ante los tribunales), pero también la aprobación de una ley de identidad de género, un refuerzo de la legislación antidiscriminatoria ya vigente en Chile (la conocida como “ley Zamudio”) y medidas en el ámbito educativo.

Por lo que se refiere a la ley de identidad de género, aún se encuentra en trámite parlamentario. Ya ha sido aprobada por el Senado, aunque el texto no es el deseado porque incluye la necesidad de un informe médico como trámite obligatorio para modificar la mención al sexo en Registro Civil y documentos oficiales y no incluir a menores de edad.

En este sentido, se está a la espera de lo que ocurra en la Cámara de Diputados. Por lo que se refiere al matrimonio igualitario, sin embargo, el Gobierno todavía no ha presentado el proyecto. De ahí la importancia del anuncio del MOVILH.

“El acuerdo alcanzado es que el proyecto de ley de matrimonio igualitario extenderá a las parejas del mismo sexo todos los derechos y derechos de las uniones heterosexuales, sin excepción alguna. Eso es nuestra demanda, nuestra propuesta y el Gobierno ha garantizado que la cumplirá. La idea es que el proyecto sea firmado el lunes por Bachelet e ingresado al Parlamento en la misma semana”, ha declarado Rolando Jiménez, representante del colectivo chileno.

En este sentido, la portavoz del Gobierno chileno, Paula Narváez, ya ha adelantado que “el tema filiativo es un tema importante. El proyecto de ley se hace cargo de las derivaciones del matrimonio”. “Estamos generando condiciones para que las parejas homoafectivas puedan ser padres o madres”, ha añadido, despejando también por su parte la duda de si el proyecto cubriría los aspectos relacionados con la homoparentalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here