El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y Sida (Onusida) bajará de precios los medicamentos y aumentará la ayuda global.

Ante la próxima reunión de Onusida que se celebrará en junio en Nueva York, han presentado una nueva previsión de la inversión necesaria para cumplir con su programa Acción acelerada: pongamos fin a la epidemia de sida para 2030, calculando que se estima que se necesitan unos 26.200 millones para el año 2020, frente a los 30.000 inicialmente previstos.

El objetivo de esta iniciativa es reducir en más de un 90 por ciento tanto el número de nuevas infecciones como el de fallecimientos por el virus. De hecho, con esta iniciativa pretenden evitar 17,6 millones de infecciones y unos 10,8 millones de muertes a nivel global entre los años 2016 y 2030.

“Tenemos una oportunidad real para poner fin a la epidemia del sida en 2030”, ha defendido el director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé, que reclama “financiación urgente” para evitar que “millones de personas mueran de forma innecesaria”.

En esta actualización sigue manteniendo la necesidad de que todas las personas con el virus reciban tratamiento, algo que inicialmente puede conllevar un aumento del coste total del tratamiento que, no obstante, se compensaría a medio y largo plazo.

El informe exige a los países de todos los niveles económicos que sigan aumentando sus inversiones, y reconoce que los países más necesitados, de ingresos bajos y medios, dispusieron de unos 19.200 millones de dólares en 2014 para dar respuesta al sida. Y si se combina la inversión nacional e internacional, de cara al año 2020 deberá incrementarse un tercio, hasta los 26.200 millones.

Esta partida debería dirigirse a financiar el acceso a la terapia antirretroviral y en medidas de prevención como la promoción del preservativo, la prevención de infecciones de madre a hijo, el uso de la profilaxis pre-exposición o la circuncisión masculina de forma voluntaria. En todas estas medidas preventivas debe incrementarse la inversión de los 4.500 millones de dólares en 2016 a los 7.300 en 2020.

Además, Onusida reconoce que el aumento de la inversión internacional a través de su iniciativa ya está dando sus primeros frutos, dado que desde 2012 los niveles de cobertura de los servicios del VIH están aumentando y, al mismo tiempo, se ha registrado una reducción de nuevos casos y de las muertes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here