El estudio que duró 32 meses con hombres gay en alto riesgo de infección demostró la efectividad del PreEP contra las nuevas infecciones de VIH.

600 hombres gay en alto riesgo de infección tomaron Truvada, tomado a manera de PreEP (Pre-exposure prophylaxis), por 32 meses (dos años y medio) y ninguno contrajo VIH. El estudio realizado por Kaiser Permanente Medical Center de San Francisco es la primera investigación que en verdad se sale de los laboratorios y observa los riesgos que presenta la vida real.

Los participantes del estudio tenían en promedio 37 años, un 99 por ciento eran hombres gay o bisexuales y la mayoría tuvo varias parejas sexuales en el tiempo de la investigación.

Los resultados, que fueron publicados en la revista Clinical Infectious Diseases, demuestran la efectividad de la Truvada para combatir las nuevas infecciones del VIH, incluso en las situaciones de mayor riesgo.

No obstante, también demostró que en muchos casos lleva a las personas a dejar de protegerse con condones. 30 por ciento de los participantes contrajeron otra ITS en los primeros seis meses. Un año después, la cantidad aumentó al 50 ciento.

Al hablar con los participantes, el 41 por ciento de ellos aceptó que al tomar la droga empezó a usar cada vez menos preservativos. Por tanto, a pesar de ser efectiva contra el VIH, demuestra que la mayor crítica al uso regular de Truvada es cierta: muchos lo toman como la solución para no tener que usar condones.

Compartir
LGBT Community Network, enfocada al desarrollo de procesos de visibilización y reconocimiento de los derechos de esta población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here