En Costa Rica, una pareja de lesbianas podría enfrentar hasta 3 años de cárcel por casarse “contra la ley”.

En Costa Rica, Laura Florez-Estrada y Jazmin Elizondo se enfrentan a una posible pena de prisión por contraer matrimonio. Aunque en el país latinoamericano no permite el matrimonio igualitario, este verano la pareja de lesbianas se pudo casar gracias a un error administrativo en el que Jazmin figuraba con sexo masculino en su registro de nacimiento.

Como cuenta Laura en el artículo “¿Por qué nos casamos Jaz y yo?” publicado en La Nación, estas mujeres habían tenido un matrimonio simbólico el pasado 14 de junio, pero decidieron aprovechar el error de la partida de nacimiento de su pareja y recurrir a una unión civil después de que Jazmin se enfermara una noche y el seguro médico de Laura no pudiera cubrirlo al no ser “legalmente” una pareja.

No obstante, el director del Registro Civil Luis Bolaños denunció la irregularidad, solicitó anular la boda y demandó a las mujeres debido a que “la pareja era consciente de la prohibición  y rompió las leyes premeditadamente”.

La Ley a la que hace referencia el funcionario es el artículo 176 del Código Penal que estipula lo siguiente: “Serán reprimidos con prisión de seis meses a tres años los que contrajeren matrimonio, sabiendo ambos que existe impedimento a causa su nulidad absoluta”.

El aun matrimonio pide que no anulen su compromiso y sirva de ejemplo para Costa Rica, especialmente cuando el presidente del país pasó este año el proyecto de ley 18.483 que busca reconocer la unión libre en las parejas homosexuales “estables”, que sería aquellas que puedan comprobar más de 3 años de vida juntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here