El Parlamento haitiano debate una ley para prohibir y penalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Se trata de un proyecto de ley del senador Carl Murat Cantave, que critica abiertamente a la población LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales) en Haití, a la que ha llegado a culpar públicamente de “todo lo malo” que ocurre en la nación caribeña.

Este proyecto de ley llega semanas después de que el Senado adoptará una resolución para denegar a los miembros de la población el “certificado de buena vida”, un documento necesario para hacer cualquier gestión en el país, desde obtener un trabajo, hasta viajar.

El presidente de “Kouraj”, única organización de defensa de LGBT en Haití, Charlot Jeudy, denunció en declaraciones a EFE el ataque que sufre el colectivo por parte del Estado, dado que “hay senadores que abiertamente expresan su homofobia, lo que supone un claro ataque contra nosotros”.

“Toda la población LGBT en Haití está preocupada por los últimos ataques contra nosotros. La proposición de ley de prohibir el matrimonio de personas del mismo sexo en Haití es tiempo perdido, porque la Ley no reconoce el matrimonio de personas del mismo sexo, ahora lo que quieren hacer es penalizarlo”, apuntó.

En cuanto a la denegación del certificado de buena vida a los homosexuales Jeudy consideró que “es muy grave que el Parlamento de un país en crisis como Haití no quiera trabajar para mejorar la vida de sus ciudadanos. Ellos tienen que hacer su trabajo y respetar los derechos de todos”.

En ese sentido, hizo un llamamiento al Gobierno en nombre de la población LGBT “para que tome una posición al respecto que evite más ataques contra nosotros”.

En los últimos años, líderes políticos y religiosos de Haití han organizado diversas protestas contra los LGBT y la propia organización Kouraj, quienes han sufrido amenazas para que dejen de funcionar abiertamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here