“Call me by your name” puede ser una de las películas más importantes del 2017.  Siendo una trama de contenido gay, la crítica ha alabado su guión, actuación y musicalización.

El cine y las historias gais últimamente parecen ir de la mano. Los largometrajes que reflejan el amor entre personas del mismo sexo cada vez ganan más espacio en el séptimo arte ejerciendo una influencia en la percepción de la homosexualidad en la sociedad actual.

El año 2017 fue un año lleno de estrenos cinematográficos estelares, La Liga de la Justicia, Star Wars, Coco, Jumanji, en fin, películas creadas para el entretenimiento comercial, que rompieron records de taquilla en todas partes del mundo.

Paralelo a esto y sin necesidad de ser populares, se realizaron diversas películas de temática gay que aunque no tuvieron tanta atención de los medios masivos de comunicación siguen sumando al avance de propuestas que relatan historias humanas que diversifican las vivencias de cada individuo.

1. A Quiet Passion es la biografía de la poeta Emily Dickinson de Terence Davies protagonizada por Cynthia Nixon, Jennifer Ehle y Keith Carradine. Es sexualmente discreta pero también estilísticamente lo suficientemente atrevida para que Davies confiese la sensualidad y espiritualidad de la creatividad y experiencia de su propia persona gay.

2. París: 05:59: Theo & Hugo de Olivier Ducastel y Jacques Martineau. Es la historia de amor del año por su conciencia en la era PREP y su enfoque en la intimidad emocional de Geoffrey Couet y Francois Nambot.

3. Cuatro días en Francia de Jerome Reybaud. Convierte una ruptura romántica en un redescubrimiento de la unidad personal, nacional y cultural entre dos hombres (Pascal Cervo, Arthur Iqual) y las campesinas iconográficas (Marie France, Fabienne Babe, Nathalie Richard, Laetitia Dosch, Liliane Montevecchi) quienes comparten su experiencia.

4. Mantenerse vertical es el desafío de Alain Guiraudie a la hipocresía de una sociedad no preparada para un hombre gay (Damien Bonnard) cuya identidad sexual incluye el deseo de ser padre.

5. My Life as a Zucchini es la mejor película animada del año. El director Claude Barras y la guionista Celine Sciamma (Girlhood) aplican la pureza infantil a la inocencia gay y la autoconciencia, lo que nunca obtendrás de Pixar.

6. Frantz es la adaptación de Francois Ozon de “El hombre que mato” de Ernst Lubitsch, transformando un memorial de la Primera Guerra Mundial en una poderosa pasión fraterna.

7. The Assignment es la película de crímenes transgénero de Walter Hill en la que el científico loco Sigourney Weaver convierte a Hitman en Michelle Rodríguez. La controversia de género se convierte en un enigma existencial.

8. BPM de Robin Campillo, va dirigida al activismo contra el SIDA en los años ochenta en París. Su variedad de emociones, personalidades y política es trágica y eufórica.

9. Tom of Finland es la biografía clásica de Dome Karukoski sobre el ícono del erotismo gay (interpretado por Pekka Strang) quién hizo de su sexualidad un reality y logró meterse en la mente de gais de todas partes.

10. El Ornitólogo es la exploración de Joao Pedro Rodrigues de la espiritualidad gay personificada eróticamente por Paul Hamy. Trata sobre un científico en un viaje surrealista a través del desierto metafórico a la revelación religiosa.

11. God’s Own Country  es el romance entre un pastor de Yorkshire y un inmigrante rumano (Josh O’Connor y Alec Secareaneau). Es la segunda mejor historia de amor del año.

12.  Dream Boat de Tristan Ferland Milewski, convierte un documental sobre un crucero de placer gay en una meditación abstracta, estilizada y sorprendentemente sensible sobre el deseo masculino gay y su descontento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here