El pasado 28 de junio muchas ciudades del mundo fueron testigo de sus respectivas marchas gay, uno de los símbolos más importantes de la lucha de la comunidad LGBT, que usualmente cierran el Mes del Orgullo Gay. Sin embargo, los marchantes de la ciudad de Estambul, en Turquía, tuvieron que enfrentar la violenta irrupción de la policía antidisturbios, quien lanzó agua, gas lacrimógeno y hasta balas de goma a los asistentes.

Aunque el país lleva 13 años celebrando la marcha, el pasado domingo, el gobierno conservador de Recep Tayyip Erdogan, dio la orden de detener violentamente las manifestaciones por presentarse también en el marco del mes sagrado de Ramadan, noveno mes del calendario musulmán, cuando se celebra la revelación del Corán.

No obstante, los asistentes persistieron en la celebración y continuaron marchando, mientras la policía atacaba a más personas en las calles del distrito comercial de Taksim. En la fotografía se puede ver cómo dos mujeres caen al suelo por la fuerza del agua que lanzan desde las tanquetas.

Los activistas creen que la decisión del gobierno de parar la marcha no es por su condición sexual, sino que está detrás de no haber logrado los suficientes votos para tener un gobierno de un solo partido. “Esto está pasando después de las elecciones porque se dieron cuenta del poder del movimiento LGBT”, dijo Ruzgar Buski, una activista trans, “el gobierno de Erdogan está perdiendo su poder y saben que la comunidad LGBT está del lado de otras comunidades”.

“Le exigimos al gobernador de Estambul, Vasip Sahin, que se apegue a la Constitución de la República de Turquía y paren los ataques inmediatamente y hagan una declaración pública”, pidió en un comunicado el grupo LGBTI News Turkey.

Mira un video realizado por Vice News de los hechos:

Sin importar que los marchantes buscaran otras rutas para manifestarse, la policía se fue en su contra a lo largo de todo Estambul. Lo cual se hizo evidente en las redes sociales, donde tampoco pararon las protestas y se le mostró al mundo los abusos del gobierno turco, actualmente el único país musulmán donde aún existía algún tipo de respeto por nuestra comunidad:

Incluso nuestra mismísima aliada, una de nuestra divas, Lady Gaga, se pronunció sobre el tema:

¡Nos indigna! ¡Nos molesta! Por esto es que aún marchamos, porque el mundo debe darse cuenta que cada vez somos más y no tenemos porqué detenernos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here