En conversaciones cotidianas de nuestra vida es posible que pocas veces hablemos de invertir, sobre todo aquellas personas que no han tenido un relacionamiento directo con la economía o las finanzas.

Muchos sienten que es un aspecto oscuro y mágico, que esta vetado para las personas del común y postergan aprender del tema sacrificando las oportunidades de proteger y hacer crecer sus ahorros. Pues nada es más distante de la realidad, aprender de bolsa e inversiones no solo es posible, si no que es una obligación.

¿Por qué Invertir?

Desde que en la economía exista inflación, nuestro dinero pierde poder adquisitivo constantemente o en otras palabras el dinero con los años alcanza para menos. Esto quiere decir que ahorrar (si bien es el comienzo) no es suficiente.

Para entender la destrucción de dinero a causa de la inflación coloco un ejemplo: si en 1960 su padre ahorro 10,000 dólares en un cajón y hoy quiere gastárselos, el poder de compra que tendría es de aproximadamente 1700 USD, así sin más su dinero se fue desapareciendo por el proceso inflacionario.

Es por esto que si queremos ser responsables financieramente no solo debemos ahorrar si no que debemos procurar invertir. Ahora bien, existen muchas alternativas de inversión, ¿por qué hacerlo en acciones?

¿Por qué Invertir en acciones?

Muchas personas por desconocimiento “invierten” en CDT o fiducias bancarias, instrumentos que solo logran proteger de la inflación, por sus bajas rentabilidades. Las acciones por el contrario tienen 3 características que las hacen ideales para no solo protegernos de la inflación, si no para rentar nuestros ahorros.

  • El activo financiero que más ha rentado a mediano y largo plazo: Un mercado accionario desarrollado como el de Estados Unidos, ha rentado de media un 10% anual en los últimos 100 años. Por lo que la inversión hipotética de 10,000 USD en 1960 hubiera sido en acciones, su padre hoy tendría la suma de aproximadamente 2.500.000. (dos millones quinientos mil dólares). Por las bondades del interés compuesto, no solo hubiera protegido sus ahorros, hubiera generado un gran patrimonio de un pequeño ahorro.
  • Un activo financiero muy seguro: Las acciones no son un pedazo de papel, las acciones representan pequeñas partes de una compañía. Cuando compramos acciones somos dueños en una pequeña parte de una empresa (de sus activos, de sus edificios, de sus carros, de sus ventas, etc.) por lo que es un activo que puede ser equiparable con un activo real, por sus elementos tangibles.
  • Diversificación: el principio universal de “no poner todos los huevos en la misma canasta” se cumple a cabalidad en la bolsa, pues allí podemos encontrar todos los sectores de la economía, desde compañías pesqueras hasta grandes bancos. Por lo que podremos distribuir nuestras inversiones para mitigar el riesgo.

La inversión en acciones es una oportunidad y una obligación para quienes desean tener unas finanzas organizadas, generar rentabilidad sobre sus ahorros y proteger su patrimonio.

BONUS – lectores de Egocity:

Desde InvexValue nos propusimos cambiar las ideas que muestran a las inversiones como algo complicado, de unos pocos y vetado para la gente del común. Por ello, desarrollamos un programa fundamental (VIP: Value investing program) para invertir en acciones bajo la metodología más acertada y completa. Todos los lectores de Egocity que deseen aprender más de bolsa e inversiones tendrán un descuento de 10% en el programa enviando el código NVXEGO18 a [email protected].

Mas información del programa en : http://vip.invexvalue.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here