Richard Grennell es abiertamente gay y el principal candidato de Donald Trump para ocupar el cargo de embajador de los EEUU en la ONU.

Grennell ha sido portavoz de los cuatro embajadores de los Estados unidos en la ONU en la época de George W. Bush y es la persona que más tiempo ha ocupado ese cargo. Apoya a Israel; es uno de los que fueron públicamente críticos con el acuerdo nuclear de Barack Obama con Irán, también alzó su voz ante la negativa de Hillary Clinton a incluir a Boko Haram (el grupo fundamentalista detrás de los secuestros de Chibok que incitaron la campaña #BringBackOurGirls) en la lista estadounidense de grupos terroristas.

Al obtener el puesto, se consideraría la más alta posición a la que una persona gay ha llegado en el gobierno de los Estados Unidos. Sería la segunda persona abiertamente homosexual a la que da su confianza Trump, después de nombrar a Peter Thiel como miembro de su Comité de transición.

El nombramiento de Grennell podría calmar las turbias aguas contra Trump y una muestra hacia la población LGBT de américa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here