Numerosas dificultades afronta la población LGBT en Estados Unidos debido a que el gobierno Trump sigue limitando las protecciones existentes.

Human Rights Watch señaló mediante un informe las dificultades a las que se verían enfrentadas la población LGBT en Estados Unidos para obtener atención médica debido a los cambios que estaría considerando el Gobierno Trump.

FOTO: laprensa.hn

El informe de 34 páginas llamado “You Don’t Want Second Best: Anti -LGBT Discrimination in US Health Care” (“Nadie desea recibir la segunda mejor opción: discriminación contra las personas LGBT en la atención médica”) plasma los problemas a los que día a día cientos de personas diversas se ven expuestas a enfrentar en los servicios de salud mental y física, como no poder encontrar servicios en su área o negación del servicio.

Ryan Thoreson, Investigador de los derechos LGBT de la Institución declaró que “La discriminación pone a las personas LGBT en mayor riesgo de una variedad de problemas de salud, desde la depresión y la adicción, al cáncer y las enfermedades crónicas.”

La situación podría empeorar gracias a dos probables modificaciones regulatorias; en enero de 2018 se emitió una propuesta de norma, que básicamente lo que propiciaría sería permitirle a las aseguradoras negar el servicio de atención médica a los pacientes partiendo de sus creencias religiosas y morales.

Sumado a ello, en abril del mismo año, el gobierno Trump anunció planes para revertir una Ley Federal que prohíbe la discriminación en la atención médica basada en la identidad de género perjudicando más, la ya precaria protección anti discriminación para población LGBT.

People protest against the election of President-elect Donald Trump Saturday, Nov. 12, 2016, in front of City Hall in Kansas City, Mo. Thousands took to the streets Saturday across the United States as demonstrations against Trump continued in New York, Chicago, Los Angeles and beyond. (AP Photo/Charlie Riedel)

Human Right Watch entrevistó a 81 personas para el informe, entre proveedores médicos y personas que confesaron sentirse discriminadas en entornos de atención médica.

En los estados de Estados Unidos la situación es compleja para las personas LGBT, algunos de ellos prohíben la discriminación por Identidad de Género más no por la Orientación Sexual, el proceso de transición está totalmente excluido del Medicaid, lo que limita de manera directa las oportunidades de las personas diversas de bajos recursos.

En encuestas realizadas años anteriores, es claro como la población LGBT americana se ha sentido discriminada y señalada mientras intentan acceder a procesos médicos, como pruebas de rutina o tratamiento de hormonas, trato que los lleva a retrasar o declinar, en definitiva del servicio.

Muchas de las personas entrevistadas para el informe expresan el miedo que sienten por las leyes que permitirían a los servicios de salud decidir atender sobre sus creencias religiosas y morales, que terminarían por agravar más el acceso a los servicios de salud.

Así pues, la situación se pone muy compleja para toda la población diversa en U.S.A, estas leyes no son más que una vulneración directa a los derechos humanos básicos. No se debería seleccionar entre identidad, gustos o raza, si fuese el caso, puesto que los pacientes, indiferentemente de quienes son, deben ser la prioridad para el sector médico no solo en ese país, si no a nivel mundial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

CAPTCHA ImageChange Image