No es un misterio que en este momento de distanciamiento social para evitar el riesgo al COVID-19, el sexting es una interesante y popular práctica.

Obviamente nadie estaba preparado para todo lo que sucedería con el COVID-19, menos para tener que evitar en su máxima expresión el contacto humano, pero ni modo, lo importante ahora es cómo afrontamos la transformación de algunas de nuestras rutinas o placeres culposos.

La falta de podernos ver en persona o de explorar ciertos espacios para satisfacer esos fetiches y gustos que podemos llegar a tener, afecta incluso a los amantes del cruising y el poder tener un poco de sexo casual, hasta el punto que incluso el gobierno Irlandés recomendó la masturbación y el sexting como una medida de prevención a la pandemia.

via GIPHY

El sexting es una práctica polémica, criticada y si somos sinceros posiblemente insegura, si no se toman las medidas correctas para hacerla con la persona indicada, aunque muy popular entre hombres y mujeres de 20 a 50 años independiente de orientaciones sexuales e identidades de género, hasta el punto que se ha apoderado de todas las plataformas y medios a través de los cuales es posible compartir fotografías y videos hoy en día.

¡Obvio no te vamos a decir que no lo hagas! Por el contrario, disfrútalo y que sea la herramienta para sacar de ti todo ese instinto sexual que tienes acumulado, pero hazlo de manera inteligente.

Acá algunas recomendaciones:

  • A veces, simplemente conversar puede ser una buena clave que va calentando las fantasías y abrirá la puerta a otras sesiones, deja que tu mente vuele antes de ir directo a lo evidente.
  • ¡Jamás! ¡Jamás! Intentes hacer sexting con una cuenta de una persona famosa o con alguien que previamente no te haya dejado claro que busca lo mismo, de lo contrario estás buscándote un bloqueo inminente o denuncias… ¡Siempre tiene que haber consenso entre personas MAYORES DE EDAD!
  • Si puedes evitar que tu rostro salga en las fotografías o videos que envíes, mucho mejor, nunca sabes a dónde pueden llegar estas producciones caseras.
  • Redes como Instagram y Snapchat permiten mandar fotos en privado, determinar cuántas veces se pueden ver, estar al tanto si se realizan screenshots y guardar un poco la privacidad.
  • WhatsApp garantiza un contacto más directo y privado, por lo tanto una cercanía mayor pero guarda las imágenes en la galería la otra persona, aunque si no quieres dejar rastro, las videollamadas son efectivas (pero no avisan de screenshots).
  • También está el phone-sex es clásico, muy noventero al estilo American Pie, pero exigen más imaginación y un juego de voces.

via GIPHY

  • Recuerda que el sexting es para disfrutar y jugar, no te hagas ilusiones, aunque puede ser la puerta de entrada para planes a futuro post-cuarentena, eso sí, recuerda que la vida sigue así que no está de más proyectarte con los pies en la tierra.

Por último, si luego de estas recomendaciones te mueres de ganas de un poquito de sexting pero no tienes con quién o no sabes por dónde, Guía E creó tres grupos de WhatsApp para que puedas socializar mientras te mantienes al día con la movida de algunos sitios LGBTI+ del país. Incluso puedas aplicar lo que te contamos acá. CONÓCELOS HACIENDO CLIC ACÁ.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here