Harvey Milk, el primer hombre abiertamente gay en ser elegido para un cargo popular en la historia, nació en Long Island, Nueva York, en 1930 y fue asesinado el 27 de noviembre hace 43 años.

Milk prestó el servicio militar en la Armada de EEUU, en donde recibió varias condecoraciones y dos escalafones antes de que fuera dado de baja, por lo que se piensa hasta el momento fueron razones de persecución homofóbica. Luego de esto empezó a trabajar en una empresa de inversiones de Wall Street. Manteniendo su homosexualidad en secreto en un principio.

Durante las décadas de 1950 y 1960, la carrera política de Milk fue relativamente conservadora, pero su participación en el movimiento contra la guerra en la década de 1960 hizo que fuera conocido como un funcionario de la izquierda. Milk se volvió más abiertamente gay cuando conoció de primera mano la escena bohemia del teatro de la ciudad de Nueva York.

Su política radical se consolidó cuando fue despedido de su rol de analista financiero por quemar su tarjeta del Bank of America, en protesta contra invasión de Camboya por parte de Estados Unidos. Después decidió mudarse a San Francisco a principios de los 1970, en donde se estableció como un destacado activista político de la comunidad gay.

En 1972, Milk se radicó de forma permanente en San Francisco, gastando el resto de los ahorros de su vida en una tienda de fotografía, llamada Castro Camera. Ubicada en Castro Street, que ya era un centro comunitario LGBT+, por lo que activistas pronto acudieron a la tienda de Milk y la transformaron en un centro comunitario no oficial. Meses después, Milk hizo campaña contra lo que consideraba impuestos injustos a las pequeñas empresas. Y con esa campaña, adquirió el gusto por la política local y lo llevó a postularse para un puesto en la Junta de Supervisores de la ciudad en 1973.

Y fue allí en donde ganó un puesto en la Junta de Supervisores de la ciudad, convirtiéndose en el primer hombre homosexual abiertamente en conseguirlo, esto hizo que se le reconociera como uno de los funcionarios electos abiertamente homosexuales más prominentes del país, en su carrera tuvo que batallar contra el senador John Briggs que buscaba prohibir a las personas homosexuales de trabajar en el estado de California y con todos los detractores que lo perseguían por su sexualidad.

Al punto de recibir contadas amenazas que comprometían su vida, diez días antes de su asesinato, Milk se grabó a sí mismo diciendo adiós en caso de que este sombrío escenario alguna vez se cumpliera.

«Me doy cuenta de que una persona que representa lo que representó, un activista, un activista gay, se convierte en un objetivo potencial para una persona insegura, aterrorizada, asustada o muy perturbadora», dijo Milk en la grabación. «Sabiendo que podrían asesinarme en cualquier momento, en cualquier momento, siento que es importante que algunas personas conozcan mis pensamientos y por qué hice lo que hice. Casi todo lo que se hizo, se hizo con la mira puesta en el movimiento gay” demostrando que siempre buscó la igualdad para todos sin importar su sexualidad.


La realización de este contenido es apoyada por SCRUFF. Únete a una comunidad de más de 15 millones de chicos y encuentra exactamente a quienes te gustan usando los filtros de búsqueda poderosos de la mejor app de citas GBTQ+. Hazte embajador de SCRUFF Venture para ayudar a los miembros que llegan a tu ciudad. Busca una agenda actualizada de los mejores festivales, Orgullos y eventos. Aumenta tus posibilidades con SCRUFF Pro y desbloquea más de 30 funciones avanzadas. Bájala la app acá.

SCRUFF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here