Como modelo ya ha triunfado en Colombia, ahora su nuevo reto son las pasarelas de Europa.

Abrir la mente, apoyar nuevas representaciones del arte y de la moda, entender que somos diversos, que proyectamos mucho más cuando se nos da el espacio para ser lo que sentimos y lo que queremos proyectar, fueron sin duda las características que permitieron que Ricardo Domínguez se destacara en las pasarelas colombianas, las mismas que le han servido de trampolín para firmar recientemente, un contrato para hacer presencia en las pasarelas de la capital mundial de la moda, París.

Y es que para este chico de tan solo 20 años, a quien le tocó desde niño acostumbrarse a que le recalcaran sus delicadas facciones, su ambigüedad fue la que hizo que se destacara en las pasarelas. Fue así como en 2011, en Colombiamoda, empezó a ser consciente de que su apariencia lograba confundir. Y empezó a disfrutarlo. Asegura que “no importa si es chico o chica, lo importante es lograr la belleza, el equilibrio”.

A Ricardo le gusta que lo reconozcan por su trabajo y se ríe porque lo confunden en los baños o en los eventos sociales, pero tiene claro que su meta es ser un top model. Está convencido que es más que un modelo andrógino, porque para lograrlo no basta con usar tacones y maquillaje: Y todo parece indicar que Ricardo lo tiene.

En menos de dos años ha logrado lo que muchos no han alcanzado en toda su carrera. Sueña con seguir estudiando teatro, porque es consciente que esa formación le será útil en el futuro. Pero la principal meta es seguir rompiendo paradigmas, como lo ha hecho hasta ahora.

Desde egoCity nuestro más sincero reconocimiento a Ricardo Domínguez, por demostrar que en Colombia es posible romper paradigmas y abrir la puerta a nuevos y grandes talentos, que están a la espera de ingresar a los diversos escenarios que puede ofrecer una sociedad más equitativa, incluyente y abierta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here